sábado, 29 de marzo de 2014

17:00:00
Bajo Reserva | Periodistas EL UNIVERSAL | 29-III-14

UNO A UNO, les pidieron que dejaran sus celulares a los integrantes del Estado Mayor Presidencial o los entregaran a sus asistentes. Nada de llamadas, grabaciones o selfies. Los gobernadores convocados el jueves por el presidente Enrique Peña Nieto a una larguísima comida en Palacio Nacional ingresaron a uno de los salones para escuchar al jefe del Ejecutivo, quien en una suerte de jalón de orejas pidió que respalden las reformas aprobadas por el Congreso de la Unión, nos cuentan. No se están generando las bases y así no se va a avanzar, amén de que los cambios no darán resultados de un día para otro, fraseó. Algunos mandatarios estatales pidieron el micrófono para tirar mucha saliva y poco contenido. Harto de tanta verborrea, un integrante del gabinete movía discretamente la cabeza, nos relatan. ¿Apoyarán al Presidente?

 PRONTO SE cumplirá un año de que la torre de rectoría de la UNAM, institución a cargo de José Narro, fue ocupada violentamente por un grupo de anarquistas. En aquel entonces, ex rectores de la casa de estudios exigieron la devolución del inmueble, localizado dentro del área declarada patrimonio cultural de la Humanidad por la UNESCO. El auditorio “Justo Sierra”, ubicado dentro del casco incluido en esta declaratoria, se encuentra ocupado por personas que también se denominan anarquistas. Hoy, universitarios esperan otras voces para pedir el regreso del recinto, pero la comunidad siente que las autoridades dejarán la discusión en manos de los grupos que tienen secuestrado el recinto, nos comentan.

HAY UN calendario preliminar en el Senado, bajo la presidencia del priísta Raúl Cervantes, para darle algún tipo de certeza a la ley secundaria de la reforma político-electoral, durante las escasas cuatro semanas que restan al periodo ordinario de sesiones. El cronograma, nos dicen, busca que las comisiones tengan el dictamen en los primeros días de abril, para que vaya al pleno para su aprobación. Luego, el dictamen irá corriendo a San Lázaro para que los diputados voten a su regreso de Semana Santa. Los senadores redactan toda la información para entregar a sus compañeros de la Cámara de Diputados para un proceso terso e informado, nos comentan.

DE PLANO, el gobernador de Oaxaca, Gabino Cué, no pudo garantizar este viernes condiciones de seguridad para el acto de relevo en la dirigencia estatal del PRI. Como es usual en esa entidad, la sección 22 del sindicato magisterial se presentó en el lugar ubicado en las inmediaciones de la Plaza de la Danza y arremetió contra los priístas. Ante los hechos, el presidente nacional del PRI, César Camacho, debió cancelar su asistencia para evitar que el desaguisado pasara a mayores. Don César pidió a Cué apoyo para resguardar la reunión del PRI, pero la respuesta del mandatario estatal fue que no podía garantizar absolutamente nada. Ciertamente, nada está garantizado en territorio oaxaqueño, nos dicen.

HACE UNOS días, Carlos Navarrete dijo orondo que las corrientes opositoras a Nueva Izquierda, mejor conocida como Los Chuchos, y a su candidatura a la presidencia del PRD deben ir buscando otro aspirante, pues Cuauhtémoc Cárdenas no va a competir. En las filas de Izquierda Democrática Nacional, de René Bejarano, tomaron nota de lo que ocurre y aunque siguen sin apagar las velas al ingeniero, hay quienes buscan un plan B, nos comentan. ¿Por qué? Sencillamente porque Los Chuchos se niegan a tener tratos con los bejaranistas. Por lo pronto, don Cuauhtémoc ha estado muy distante de todas las tribus, al menos las dos últimas semanas.