jueves, 28 de noviembre de 2013

22:44:00
NUEVO LEÓN, 28 de noviembre.- El nuevo sistema de justicia penal en México busca erradicar las malas prácticas, el abuso de poder y los vicios en las autoridades judiciales.

El modelo es para facilitar a las víctimas el acceso a la impartición de justicia y a la reparación del daño.


Así debe ser.

También, la meta es que la implementación del nuevo sistema penal esté a cargo de funcionarios capacitados y profesionales, que garanticen los derechos de las víctimas y de los acusados.

Pero hoy, a cinco años de haber entrado en vigor la reforma constitucional del 2008 para implementar un nuevo sistema penal en México, que fuera acusatorio y oral, la historia que se vive en los tribunales del país todavía es distante de esos objetivos.

El proceso de implementación actualmente es boicoteado por jueces de la vieja escuela y con mala reputación que se resisten al cambio de paradigma que exige la oralidad en México.

Un video en poder de Reporte Indigo revela cómo un Juez de Control del Estado de Nuevo León –figura que se creó para garantizar los derechos de los actores en el proceso- reprende de manera excesiva a una abogada.

Incluso, ordena su desalojo de una sala donde se celebraba la audiencia oral de un caso donde ella actuaba como coadyuvante del Ministerio Público.

¿El motivo?

La abogada se atrevió a presentar, como asesora legal de una víctima de violencia familiar, el primer recurso de queja del que se tiene conocimiento en contra del Ministerio Público en Nuevo León, por inactividad en la investigación.

Este recurso está entre los derechos que le otorga el nuevo Código Procesal Penal de Nuevo León a las víctimas: recibir asesoría legal, coadyuvar con el Ministerio Público e impugnarlo si no se está satisfecho con su trabajo.

Eso fue lo único que hizo la abogada regiomontana Mariana Elizondo, pero alegando una supuesta falta de su acreditación como profesional del Derecho en la carpeta de investigación, el Juez Tercero de Control, Juan Manuel Sánchez Rodríguez, descargó sobre ella su ira.

La actitud de este juez, refleja el sistema judicial obsoleto que quiere seguir controlando los tribunales de justicia en México.

El abuso de poder en el que incurrió el Juez  también exhibe el proceso de implementación del nuevo modelo de justicia penal en Nuevo León, uno de los estados que pregona ser líder en los juicios orales en México. (César Cepeda para Reporte Índigo)

0 comentarios:

Publicar un comentario