martes, 20 de agosto de 2013

15:15:00
EL CAIRO, 20 de agosto.- El ex vicepresidente de Egipto, Mohamed ElBaradei, quien dimitió del cargo la semana pasada por su desacuerdo con la represión hacia los islamistas, fue denunciado por "traición a la confianza" de los grupos que lo apoyaban.

Al Sayed Atiq, abogado y profesor de Derecho Penal de la universidad cairota de Heluán, explicó hoy que interpuso una demanda civil contra el premio Nobel de la Paz 2005 al considerar que con su renuncia al cargo "violó el contrato" que le ligaba a diferentes grupos políticos.

"Tamarrud y otros grupos revolucionarios como la Asociación Nacional para el Cambio o el Frente 30 de Junio eligieron a ElBaradei como su representante. Gracias a eso, que supone un contrato, él fue elegido vicepresidente. ElBaradei no podía dimitir sin pedir antes la autorización a esos grupos", dijo Atiq.


La Fiscalía General de Egipto informó que el exvicepresidente del gobierno interino de Egipto, Mohamed ElBaradei, enfrentará un juicio por los cargos de violar la confianza nacional cuando renunció la semana pasada. (BBC Mundo)
Según el letrado, una corte del barrio cairota de Ciudad Naser fijó para el próximo 19 de septiembre la primera vista de este caso, aunque esa información no ha podido ser confirmada.

"Cualquier persona que considere que sus intereses han sido dañados puede presentar esa denuncia en Egipto", señaló Atiq, quien aseguró que su motivación "no ha sido política, sino con la vista puesta en el derecho civil".

Hace dos días, ElBaradei dejó el país tras dimitir porque, según explicó, no se veía capaz de asumir la responsabilidad del derramamiento de sangre ni de decisiones con las que no estaba de acuerdo.

ElBaradei llevaba en el cargo desde el pasado 14 de julio, después del golpe de Estado militar que depuso al entonces presidente, el islamista Mohamed Mursi, el día 3 de ese mismo mes.

Cerca de 600 personas murieron y miles más resultaron heridas en el desalojo policial del pasado miércoles de las acampadas que mantenían los seguidores de Mursi en El Cairo, lo que derivó en fuertes disturbios que continúan en el país. (EFE)