lunes, 20 de mayo de 2019

07:53:00
MOSCÚ, 20 de mayo de 2019.- Volodimir Zelesnki, que el mes pasado ganó la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de Ucrania, ha tomado posesión este lunes como nuevo presidente de esta exrepública soviética quebrada por una crisis económica, el enfrentamiento con Rusia por la pérdida de Crimea y la guerra mediocongelada en la región del Donbass.

La toma de posesión ha tenido lugar en la Rada Suprema de Kíev (el parlamento unicameral ucraniano), adonde el presidente electo llegó andando. Sin abandonar el espectáculo, por el camino saludó, dio la mano y se hizo selfies con los asistentes.

Zelenski, quien barrió en la votación al presidente saliente Petró Poroshenko al ganar con un 73 % de los votos, ha prestado juramento sobre la Constitución ucraniana y sobre el Evangelio Peresopnitsia del siglo XVI, considerada la primera traducción al ucraniano. “Me comprometo a adherirme a la Constitución de Ucrania, a las leyes de Ucrania, a cumplir con mis deberes de acuerdo con los intereses de mis compatriotas”, ha dicho el nuevo jefe de Estado, que asume el mandato para cinco años, en tono solemne.


Luego ha confesado una escena familiar: “Después de las elecciones, mi hijo de seis años dijo que había oído que Zelenski era el presidente y preguntó: ‘¿Eso significa que yo también soy presidente?’ Entonces comprendí que eso era así, porque cada uno de nosotros somos el presidente, no sólo ese 73 % que me votaron. Hoy cada uno de nosotros toma responsabilidad por la Ucrania que dejamos a nuestros hijos, cada uno puede hacer algo por el país. Sí, nosotros elegimos el camino de Europa, pero no la Europa de algún lugar, sino la Europa de aquí”.

A la toma de posesión asistieron 50 invitados extranjeros, entre ellos los jefes de Estado de cinco países, Hungría, Letonia, Lituania, Estonia y Georgia, así como representantes de la OTAN y de la Comisión Europa. No se invitó a ninguna delegación de Rusia. (Gonzalo Aragonés / La Vanguardia)

0 comentarios:

Publicar un comentario