lunes, 22 de octubre de 2018

08:26:00
MADRID, 22 de octubre de 2018.- "Negra fea y cabrona", gritó un pasajero blanco a una pasajera negra por sentarse en su misma fila, con un asiento vacío entre ambos, mientras otro viajero grababa el incidente. Ocurrió el pasado jueves en el vuelo FR9015 de Ryanair, que salió de Barcelona con destino al aeropuerto londinense de Stansted. Solo tres personas intervinieron en defensa de la agredida, una mujer de 77 años. Uno de ellos es la persona que grabó el incidente, que pide que se expulse del avión al pasajero conflictivo. Ante esta situación, la respuesta de Ryanair fue cambiar de asiento no al agresor, sino a la agredida. En las redes sociales, las críticas están siendo igualmente duras a la actitud del hombre causante del conflicto como a la de la aerolínea, que se enfrenta a peticiones de boicot.

El incidente racista. (David Lawrence)

El hombre, visiblemente enfadado, ataca verbalmente y señala con gestos amenazantes a la mujer durante la grabación, subida a Facebook por otro pasajero, David Lawrence, residente en el Reino Unido. El post acumula 15.000 comentarios, ha sido más de 52.000 veces compartido y ha sido visto 4,2 millones de veces desde entonces.

La hija de la mujer, que estaba sentada cerca, acudió en auxilio de su madre, le recrimina su actitud y le pide que deje de gritar, mientras que un auxiliar sugiere a la mujer que se siente en otro lugar y ella se niega. "No sea usted tan grosero, tiene que calmarse", dice el azafato. En ese momento, el hombre sube de tono. "Te digo una cosa, espero que alguien se siente allí porque no quiero sentarme junto a tu maldita cara fea", dice el hombre. "Si no te vas a otro asiento, yo te pondré en otro asiento", le llega a amenazar el individuo, que añade: "No me hables en un idioma extranjero, vaca fea estúpida".

El resto de los pasajeros asiste a la escena estupefacto, salvo dos, uno de ellos un joven sentado detrás, que se levanta y llega a interponer un papel entre ambos pasajeros, al tiempo que espeta al hombre: "No hay necesidad de esto, pare, pare de una vez". También interviene el hombre que grabó el vídeo, de 55 años, que pide que se reubique a la mujer, para inmediatamente después pedir que se expulse al hombre de vuelo. Ante el cariz de la situación, es la propia anciana quien pide sentarse al lado de su hija y le dice al hombre que "apesta".
David Lawrence contó al Huffington Post que ni el piloto ni los auxiliares de vuelo pidieron al hombre que cambiase de asiento o abandonase el vuelo tras lo ocurrido. "Hablé con el piloto al final del vuelo y me sugirió que presentemos una queja formal a Ryanair", añadió. Al final del vídeo, se escucha al auxiliar decir: "Voy a hablar con el supervisor, puede que tenga que dejar el avión, su actitud es intolerable".

El pasajero también relató lo sucedido a la BBC Radio 5 Live. "Todo estaba tranquilo, nos estábamos preparando para despegar. Luego, un hombre subió a bordo y llegó a su asiento, entonces le habló duramente a una mujer sentada en el asiento de pasillo". "Eso fue lo que me llamó la atención, ya que era muy ruidoso y muy agresivo. Comenzó a gritarle a la mujer, diciendo 'quítate del camino', 'mueve tus pies', 'no deberías estar sentada aquí", añadió, para subrayar que los asistentes de vuelo tardaron mucho en intervenir.

Cuando intervino en la pelea la hija de la mujer, que estaba sentada cerca, él empezó a grabar lo que considera una "discusión muy asquerosa de insultos raciales y lenguaje grosero". La hija de la agredida explicó que la pelea comenzó porque su madre, de 77 años, tiene artritis y le costó levantarse de su asiento para que el hombre llegara al suyo. "Sé que si yo o cualquier otra persona negra se estuviera comportando como él, habrían llamado a la policía y nos habrían echado del vuelo", se lamentó. "Mi madre se siente realmente molesta y muy estresada por esta situación. En cuanto a mí, yo también estoy molesta por el hecho de que el pasajero no fuera sacado del avión y por cómo se trató la situación", se quejó la mujer al Huffpost, que solo identifica a la anciana como la señora Gayle.

Robin Kiely, jefe de comunicaciones de la aerolínea, indicó en un comunicado: "Ryanair ha informado de lo sucedido a la policía de Essex [destino del vuelo] y, como ahora es un asunto policial, no podemos hacer comentarios". Ryanair declaró a la BBC que se rige bajo "pautas estrictas" para los pasajeros conflictivos, por lo que no tolera comportamientos indisciplinados como este. "Llevaremos este asunto más lejos y un comportamiento perturbador o abusivo como este dará como resultado que los pasajeros tengan prohibido viajar", añadió la compañía.

La policía británica de Essex señaló en una nota de que fue informada el domingo por la mañana del incidente y que se encargará de la investigación. "Estoy muy decepcionado con Ryanair. No han hecho nada. Lo denunciaron a la policía solo después de que saltara a los medios, han pasado dos días", criticó por su parte el autor del vídeo en Skynews.

En Twitter, donde es trenddig topic, se censura al personal de la compañía por no expulsar al hombre del avión antes de salir y por dejar que fuese la mujer quien se moviese de su asiento en lugar de obligar al hombre a hacerlo. También hay muchos elogios al joven que se levanta del asiento en ayuda de la agredida. "Estoy tan sorprendido. No hubo respuesta [por parte de otros pasajeros], nadie dijo nada. El joven se vio obligado a dar un paso adelante", dijo Lawrence sobre la pasividad del resto del pasaje.

Entre las voces críticas se encuentran diputados del Parlamento británico y escocés. "Deberían haberle obligado a abandonar el vuelo y entregado a la Policía", tuiteó el diputado Karl Turner, que ha pedido explicaciones a la compañía. Según recoge el artículo 7 de la política de Términos y Condiciones, la aerolínea puede rechazar el embarque de una persona si su comportamiento "representa un peligro o riesgo para el resto de pasajeros o tripulación".

Este nueva polémica en torno a la compañía low cost se produce en plena batalla laboral entre los trabajadores y la dirección de Ryanair, que se disputa también en las redes sociales, con fotos y vídeos virales. El pasado día 15, el sindicato USO colgó en Twitter una foto de un grupo de tripulantes de cabina de la compañía durmiendo en el suelo del aeropuerto de Málaga. En respuesta, Ryanair difundía un vídeo en el que demostraba que esa foto se trataba de una escenificación realizada por los trabajadores y no de una situación real. (El País)

0 comentarios: