miércoles, 8 de agosto de 2018

23:05:00
MÉRIDA, Yucatán, 8 de agosto.- A menos de 3 semanas de que concluya la actual administración municipal, nos atrevemos a afirmar que los peores regidores en el actual cabildo son Leo Parra Canto, del PAN, y Regino Carrillo Pérez, emanado de Morena pero ahora "independiente".


Pocas intervenciones en Cabildo, inhabilidad para expresarse propiamente, nulas aportaciones y 3 años de calentar silla y levantar la mano son el legado que estos ediles dejarán a la ciudad.

Leo es del PAN, por lo tanto aprobó en automático y sin explicar todas las propuestas presentadas. Su habilidad para hablar era prácticamente nula. Llegó como cuota de Raúl Paz Alonzo, pero acabó traicionándolo.

En cambio Carrillo a veces votaba a favor (casi siempre) o en contra, muchas veces sin sustentar el sentido de su voto, y cuando hablaba defendía más a la administración que los mismos panistas.

Don Regino se descaró en diciembre de 2015 cuando, aún siendo militante de Morena, fue a la posada navideña del PAN y salió sin pudor en varias fotos. Según quienes asistieron a la fiesta, estuvo en el presídium y luego "bailando sabroso".

Militantes del que fuera su partido lo describen como "insufrible" pues, más de tres años después, sigue obsesionado con cómo ganó su regiduría en los tribunales y no deja de hablar del tema.

También se sabe que se tiñó el pelo de negro por vanidad. (José Repetto)

0 comentarios: