miércoles, 8 de agosto de 2018

13:27:00
José Repetto

Por años, la gente lamentó que el PRI tuviera la Presidencia y el control absoluto del Congreso de la Unión.

En los sexenios 2000-2006, 2006-2012 y 2012-2018 vivimos alternancia democrática y pluralidad, el presidente no era un rey, tenía un contrapeso.

Ahora, con el triunfo de Andrés Manuel López Obrador, nuestra democracia se ha ido para atrás 30 años, cuando el presidente ganaba con más del 50 por ciento y controlaba las legislaturas.

Son muchos los cambios que AMLO podrá hacer a su antojo. Derogar las reformas, mover las secretarías afectando la vida de cientos de miles de personas, perdonar a criminales, acabar con el combate al crimen organizado, vengarse de sus opositores, premiar a los medios más serviles y arrastrados (como Proceso, La Jornada y Aristegui) con millones en "convenios de difusión", agacharse ante Donald Trump y traer consigo a su gabinete una banda de dinosaurios ex priistas y ex panistas "redimidos" tales como Manuel Bartlett, autor del fraude del 88 y numerosos crímenes, y la expresidiaria Elba Esther Gordillo y los corruptos que vengan, así como el ex candidato del PRI, José Antonio Meade y nombrar a coordinadores (virreyes) en cada estado como poderes paralelos a los gobernadores, dando muerte al federalismo, entre muchas otras cosas.

Incluso podrá modificar la Constitución y no duden que aspirará a reelegirse en 2024 o, si no puede, pondrá a alguna marioneta a quien pueda controlar.

Un punto del que poco se ha hablado es de su infame alianza con el retrógrada Partido Encuentro Social (PES), satelitito parásito creado y conformado por ultra conservadores que hacen a los panistas parecer de izquierda. No dudemos que entre sus acuerdos estará el suprimir los derechos de la diversidad sexual (al matrimonio y la adopción) y la educación sexual y legitimar estas decisiones violatorias de los derechos humanos y tratados internacionales con consultas populacheras patito para poder decir "ej... lo que... el pueblo quijo".

Lamentablemente la gente se creyó que Morena traería la "cuarta transformación", pero en realidad esto se refiere a la cuarta transformación del PRI, pues Morena está integrada casi por puro ex priista y ex panista, empezando con su fundador.

0 comentarios: