lunes, 26 de junio de 2017

20:03:00
MÉRIDA, Yucatán, 26 de junio de 2017.- El alcalde Mauricio Vila Dosal encabezó el acto en el que ONU-Hábitat presentó el Índice de Ciudades Prósperas para Mérida, instrumento diseñado por el organismo mundial para medir el progreso actual y futuro de las ciudades hacia la prosperidad basado en una medición multidimensional y científica en seis dimensiones: Productividad, Infraestructura para el Desarrollo, Calidad de Vida, Equidad e Inclusión Social, Sostenibilidad Ambiental y Gobernanza y Legislación Urbana.

El trabajo es resultado de un convenio realizado en noviembre de 2016 entre el Ayuntamiento de Mérida, a través del Instituto Municipal de Planeación y ONU-Hábitat, organización de reconocimiento mundial en el tema de planeación de ciudades.

Este instrumento permite entender, analizar, planificar, tomar acción y observar los efectos de las políticas públicas en la prosperidad de Mérida,  medir el desarrollo sostenible de las ciudad y  permitir a las autoridades municipales y demás partes interesadas identificar oportunidades de mejora y desarrollar políticas públicas para llevarlo a cabo.

El regidor Mauricio Díaz Montalvo; Edgardo Díaz Bolio, director del Instituto Municipal de Planeación de Mérida; Pablo Vaggione, coordinador del Hub para México y Cuba de ONU Hábitat; el alcalde Mauricio Vila Dosal, Alfredo José Alonzo Aguilar, director de la Facultad de Arquitectura de la UADY; Gustavo Cisneros Buenfil, presidente del Consejo Coordinador Empresarial y César Bojórquez Zapata,coordinador general de Funcionamiento Urbano del Ayuntamiento.

Pablo Vaggione, coordinador del Hub para México y Cuba de ONU Hábitat,  precisó que Mérida es la primera ciudad del país donde se trabaja en ese diagnóstico en su versión extendida, como herramienta para medir la realidad urbana y que estas acciones reflejan un verdadero interés por el futuro de Mérida y que lo presentado hoy es una compilación numérica de los datos.

Añadió que la información arrojada por éste Índice para Mérida señala que las agendas centrales a atender con urgencia son el el crecimiento del suelo urbanizado con baja densidad y la contaminación de los acuíferos.

Recalcó que el IMPLAN debería jugar un rol fundamental en la mitigación del modelo de crecimiento de baja densidad y que para el cumplimiento de los objetivos del Plan Municipal de Desarrollo se requiere un plan operacional.

-La medición es un punto de partida para generar un diálogo de política pública- detalló, añadiendo que el Indicador no es un ránking.

Vaggione precisó que el siguiente paso después de la presentación del Índice de Ciudades Prósperas es la presentación en noviembre de 2017  de planes operacionales concretos que incidirán positivamente en la ciudad.

A su vez, Luis Herrera Favela, coordinador de proyectos de ONU-Hábitat en México, consideró adecuada la manera en que el Ayuntamiento integra su Plan de Desarrollo Urbano, ya que toma en cuenta a los diferentes sectores de la ciudadanía, a fin de debatir todos los proyectos con miras al futuro de Mérida, lo cual es enriquecedor.

Por su parte la urbanista María Buhigas San José, consultora internacional de ONU Hábitat, subrayó que Mérida tiene características que la hacen especial y la colocan en el camino adecuado para su desarrollo y prosperidad.

En Mérida la seguridad y la cohesión social son factores determinantes para atraer a la ciudad inversiones e incluso a personas con proyectos que contribuyen al desarrollo.

—Otra ventaja especial de Mérida es el orgullo e interés de sus habitantes por la ciudad, por lo que ocurre en ella —expresó—. En contraste, en las ciudades donde la gente no siente tal apego es muy complejo poder trabajar y desarrollar propuestas para el bienestar de todos.

La especialista enfatizó que el liderazgo y la voluntad para cambiar las cosas son lo más importante que tiene Mérida.

La toma de conciencia es el primer elemento para concretar un cambio, pues de lo contrario se acabaría predicando en el desierto, pero afortunadamente para Mérida sus autoridades van por el camino correcto, señaló.

Mérida, innovadora para la planeación estratégica

El alcalde de Mérida, Mauricio Vila, señaló que este proyecto coloca a Mérida como innovadora y que piensa a mediano y largo plazo para beneficios de sus habitantes.

-Lo que hoy hacemos es colocar los cimientos parar la planeación de la ciudad del futuro,-comentó.

La capital yucateca es la primera en Latinoamérica en aplicar el Índice de Ciudades Prósperas después de la aprobación de la nueva agenda urbana mundial en la conferencia Hábitat III, realizada en octubre pasado en Quito.

Recordó que uno de los principales retos de su administración municipal es establecimiento de políticas públicas para la planeación sustentable  a largo plazo y que no sea la labor del gobierno en turno sino de la sociedad civil organizada.

Pablo Vaggione, coordinador del Hub para México y Cuba de ONU Hábitat, y el alcalde Mauricio Vila Dosal.

El Alcalde recordó que uno de los principales retos de su administración municipal es establecimiento de políticas públicas para la planeación sustentable  a largo plazo y que no sea la labor del gobierno en turno sino de la sociedad civil organizada.

Este proyecto coloca a Mérida como innovadora y que piensa a mediano y largo plazo para beneficios de sus habitantes, dijo Vila Dosal.

-Con un millón de habitantes no podemos seguir pensando  en Mérida con los mismos esquemas  de la década de los cincuenta. El reto es cómo conservar nuestra calidad de vida ante el crecimiento del número de residentes y la presentación de este indicador, es el primer paso- resaltó.

Edgardo Bolio Arceo, director del Instituto Municipal de Planeación de Mérida, destacó que lo más importante del Índice de Prosperidad Urbana no son las cifras sino la oportunidad para transformar puntos débiles en oportunidades de desarrollo.

-También, lo que son nuestros puntos fuertes se convierten en líneas líderes para marcar nuestras fortalezas. Es una herramienta intermedia para transitar a la comunidad de ciudades prósperas- aseguró.

Alfredo José Alonzo Aguilar,  director de la Facultad de Arquitectura de la UADY,  manifestó que ha sido un acierto el trabajo municipal a través de consejos para escuchar tanto problemas como posibles soluciones para la realidad de la ciudad.

—Ha habido un diálogo intenso y eso nos permite avanzar en la solución de problema y también en la identificación de oportunidades, —dijo.

—Esta cercanía entre población y autoridades puede significar que las decisiones permeen de manera más positiva en la vida de la gente y el desarrollo urbano —puntualizó—.

El acompañamiento de ONU Hábitat sin duda es también determinante para identificar nuestras áreas de oportunidades y trabajar en ellas.

Al evento también asistieron Gustavo Cisneros Buenfil, presidente del Consejo Coordinador Empresarial; Beatriz Gómory Correa, presidenta de la Feyac; Carol Kolozs Fischer ,  director general del hotel Rosas & Xocolate; Juan José Abraham Dáger, presidente de la Canaco Servytur; Genny Brito Castillo, directora de la Escuela de Arquitectura de la Universidad Modelo; Limber Herrera Balam, presidente de la Asociación Yucateca  de Especialistas en Restauración y Conservación del Patrimonio Edificado  AYERAC; Carlos Erosa Burgos, presidente del Colegio de Ingenieros Civiles de Yucatán; Mauricio Diaz Montalvo, regidor Presidente de la Comisión de Desarrollo Urbano y Obras Públicas y César Bojórquez Zapata, coordinador general de Funcionamiento Urbano.

0 comentarios: