lunes, 26 de junio de 2017

18:02:00
CIUDAD DE MÉXICO, 26 de junio de 2017.- El Instituto Nacional de las Mujeres considera un grave retroceso a los derechos políticos de las mujeres de la Ciudad de México, la modificación que hizo la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) al Código de Instituciones y Procedimientos Electorales local, para sustituir el término “violencia política en razón de género” por “violencia política”.


La Constitución de la Ciudad de México se había convertido en una de las más avanzadas del país, al establecer como causa de nulidad de un proceso electoral “la violencia política de género”. No obstante, la reciente modificación, sin seguir los procesos legislativos de reforma a una ley, constituye en los hechos una grave violación al principio de “progresividad” de los derechos humanos establecido en el artículo 1° de la constitucional federal y 4 B 1, de la constitución local.

La modificación realizada por la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) y publicada hace unos días en la Gaceta Oficial de la Ciudad de México, atenta contra el principio de progresividad, e inexplicablemente pretende limitar y con ello, retroceder en el ejercicio de un derecho de orden constitucional para la CDMX, que consagra, en su artículo 27, D 2 la violencia política de género como causa de nulidad de un proceso electoral, entre otras.

El INMUJERES hace un respetuoso pero firme y urgente llamado a la ALDF para que retire esta “nota aclaratoria” y trabaje para que se consoliden los derechos político electorales de las mujeres, y prevalezca en la ley electoral la disposición constitucional que el constituyente consagró a favor de los derechos políticos de las mujeres, como una medida para poner fin a la inadmisible violencia política de que son objeto.

0 comentarios: