domingo, 28 de mayo de 2017

10:34:00
MADRID, 28 de mayo de 2017.- El #5 rojo de Sebastian Vettel resultó la apuesta ganadora en un trazado urbano de Montecarlo en el que Kimi Raikkonen y Daniel Ricciardo acompañaron al alemán en un podio sin presencia de Mercedes mientras que Carlos Sainz defendió con éxito su 6º puesto en parrilla y Lewis Hamilton cazó 6 puntos gracias a su 7º lugar tras arrancar como 13º.

Ferrari acudía a este Gran Premio de Mónaco con el objetivo de lograr un triunfo que en este escenario se le resistía desde 2001 y las balas rojas no fallaron en su cometido. Raikkonen partía desde la pole y en los primeros compases de la carrera apuntaba al triunfo, pero en el paso por boxes la estrategia seguida por Vettel fue superior a la del finlandés, por lo que el líder del campeonato ni siquiera necesitó adelantar en pista a su compañero.

Vettel festeja su triunfo.(AFP)
El alemán suma en Mónaco su tercer triunfo y amplía la ventaja sobre Hamilton al frente del Mundial de Fórmula 1. (AP)

No hubo incidentes en la salida como siempre se esperan en Montecarlo y hubo que esperar hasta el cambio de neumáticos para que se agitase algo la carrera. Los damnificados por ello fueron un Kimi al que se le escapó la victoria y un Max Verstappen privado de la lucha por el podio en beneficio de su compañero en Red Bull Daniel Ricciardo, que completó una foto de los cajones sin presencia de Mercedes.

Desde el Gran Premio de España del curso pasado en el que Rosberg y Hamilton quedaron fuera de carrera al coprotagonizar un accidente no se daba esta situación de no tener en el podio a ningún piloto de los de la estrella. Se antojaba difícil esta carrera para Mercedes por las características del trazado ratonero de Mónaco y se cumplieron las expectativas en cuanto a que ni Bottas ni Hamilton estuvieron en ningún momento en disposición de luchar por el triunfo.

Sáinz, en modo ‘SuperCarlos’

Por detrás de un Valtteri 4º que puntuó por primera vez en su carrera en Mónaco, Verstappen firmó un frustrante 5º puesto con su Red Bull y detrás del holandés cruzó la meta un Carlos Sainz vestido de superhéroe que hizo ancho su Toro Rosso para no dejarse adelantar en pista por nadie. Ni siquiera por el mismísimo Lewis Hamilton, que lo intentó hasta el final con su Mercedes, más si cabe tras una bandera amarilla causada por un accidente de Pascal Wehrlein que convirtió las últimas vueltas en una auténtica procesión.
El derrotero en el circuito. (AFP)


En cuanto al resto, con Fernando Alonso en Indianápolis McLaren estuvo muy cerca de puntuar en la figura de Stoffel Vandoorne pero el belga estrelló contra las protecciones su monoplaza cuando afrontaba desde los puntos las 12 últimas vueltas y completó el doblete de abandonos de los de Woking junto a Jenson Button.

Con Vettel afianzando su liderato del campeonato con 25 puntos de renta ya sobre Lewis Hamilton el Mundial vivirá su próxima cita en dos semanas, con la celebración del Gran Premio de Canadá en el que Fernando Alonso volverá al ‘cockpit’ de su McLaren tras haber causado baja en esta cita de Mónaco. (Javier Alfaro / Mundo Deportivo)