sábado, 20 de mayo de 2017

11:57:00
MÉRIDA, Yucatán, 20 de mayo de 2017.- El director de Obras Públicas, Virgilio Crespo Méndez informó que análisis preliminares efectuados por laboratorios privados confirmaron que el agente químico utilizado para producir los daños a la carpeta asfáltica es ácido.

Los análisis se efectuaron con sendas muestras tomadas en las calles 58 x 49 A y 49 B del fraccionamiento Francisco de Montejo y en el cuerpo derecho, carril derecho de la calle 20 x 7 B de la colonia Juan B. Sosa, las cuales forman parte de la carpeta de investigación conforme a la denuncia presentada por el departamento jurídico del Ayuntamiento de Mérida, ante la Fiscalía General del Estado, los días 9 y sus respectivas ampliaciones efectuadas los días 10, 11 y 17.

Los efectos del ácido almacenado en forma de charcos, en las áreas cercanas a las orillas de las banquetas, provocaron  la disolución de la carpeta asfáltica, generando un lodo fino color gris oscuro.

-En este reporte, aun siendo de carácter preliminar, se especifica sin lugar a dudas, que la sustancia utilizada es ácido, tentativamente calificado como sulfúrico-agregó Crespo Méndez.

De acuerdo a los estudios realizados por los laboratorios, uno de ellos integrante de la Asociación Mexicana del Asfalto A.C.; y de la Asociación Nacional de Laboratorios Independientes al Servicio de la Construcción, A.C. así como de la Sociedad Mexicana de Mecánica de Suelos, A.C., los efectos del ácido provocaron una importante afectación de las propiedades del asfalto, de una magnitud significativa incluso para muestras con tan sólo un aparente daño superficial.

También revelaron que los efectos del ácido almacenado en forma de charcos, en las áreas cercanas a las orillas de las banquetas, provocaron  la disolución de la carpeta asfáltica, generando un lodo fino color gris oscuro.

las compañías constructoras, en solidaridad con el Ayuntamiento de Mérida, iniciarán los trabajos de reparación de los 53 tramos detectados a partir del lunes próximo.

-Esto significa que el efecto de éste ácido puede dañar la primera capa de la carpeta asfáltica desintegrándola, provocando la aparición de baches, que si no atienden a tiempo, pueden ir aumentando de tamaño y más, con la cercanía de la temporada de lluvias,-explicó, Crespo Méndez.

Ante estas circunstancias, y en prevención de mayores afectaciones, las compañías constructoras, en solidaridad con el Ayuntamiento de Mérida, iniciarán los trabajos de reparación de los 53 tramos detectados a partir del lunes próximo.

La Dirección de Obras Públicas detectó que la totalidad de los tramos dañados abarcan 1067 metros cuadrados.