sábado, 20 de mayo de 2017

09:58:00
LONDRES, 20 de mayo de 2017.- Pippa Middleton, la joven que causó sensación en la boda de su hermana Catalina y el príncipe Guillermo de Inglaterra, se ha casado esta mañana con el financiero James Matthews en una ceremonia privada en presencia de la pareja real. Con cierto retraso sobre la hora prevista, las 11.30 hora local, la novia ha entrado en la capilla de San Marcos en Englefield, al oeste de Londres, una pueblecito inglés cerca de la casa familiar de los Middleton.

La joven, radiante con un vestido de encaje color marfil, ha llegado a la iglesia con su padre, Michael Middleton, en un Jaguar MK V descapotable color verde oliva de 1951. De su brazo, ha caminado unos pasos hasta la puerta de la iglesia, donde la esperaba su hermana Kate, vestida de cabeza a los pies de rosa palo, y sus sobrinos el príncipe Jorge, de tres años, tercero en la línea de sucesión, que ejerce de paje de la novia, y su hermana Carlota, de dos años, de dama de honor. Los niños iban vestidos de marfil y dorado verdoso.

Sonrientes y muy enamorados, los novios posaron para las cámaras en el día más importante de sus vidas. Aunque la ceremonia religiosa ha terminado, el día es joven para los esposos que celebrarán en la residencia de los Middleton, acompañados por 350 invitados. (AP)


Finalmente, el autor del vestido de la novia, de cuello chimenea y con un escote en la espalda en forma de corazón, es el modisto Giles Deacon, tal y como apuntaban los rumores después de que fuera cazado semanas atrás por la prensa en una cita con la novia y su madre, Carole. Middleton ha completado el vestido, de cuerpo entallado de encajey faldas superpuestas de organdí, con velo, tiara y pendientes del también británico Stephen Jones y zapatos de Manolo Blahnik, según cuenta Smoda.

Más de una hora antes han comenzado a llegar los invitados, entre los que se encuentran Roger Federer y la princesa Beatriz. Entre los primeros en llegar a la ceremonia, oficiada por el reverendo Nick Wynne-Jones, ha estado el hermano del novio, Spencer, que es un actor que se hizo célebre en el programa de telerrealidad Made in Chelsea, centrado en la vida y las relaciones sentimentales de unos jóvenes de clase alta de ese exclusivo barrio de Londres.

A las puertas de la iglesia, engalanada para con flores rosas y blancas, esperaba la llegada del novio y ha ido recibiendo a los invitados. Los aledaños de la iglesia, del siglo XII, han sido tomados por las cámaras de los medios locales e internacionales, ávidas de captar alguna imagen de los novios y de sus invitados. Pero el objetivo de los paparazis no podrá alcanzarlos en el terreno vetado de la propiedad donde se celebrará el convite, una casa georgiana ubicada a menos de 10 kilómetros de Englefield, en cuyos jardines ha sido instalada una enorme y lujosa carpa para alojar a más de 300 invitados al banquete (de los cuales solo un tercio ha podido acudir a la iglesia).

Pippa atrajo la atención mundial hace seis años en el enlace de su hermana, vista por una audiencia de 2.000 millones de personas, al aparecer como dama de honor con un vestido muy ceñido de Alexander McQueen. Miles y miles de personas se adhirieron en Facebook a la Pippa Middleton Ass Appreciation Society (Sociedad de admiradores del trasero de Pippa Middleton) que aún tiene 200.000 seguidores. "Es asombroso ser famosa antes de los 30 años gracias a tu hermana, a tu cuñado y a tu trasero", comentó con humor la joven. Pippa disfrutó de mucha atención tras la boda, en la que salió al balcón del palacio de Buckingham para saludar a la gente, una estampa clásica de los festejos reales.

Todas las miradas están puestas de nuevo este sábado en el vestido de esta inglesa de 33 años, que se casa con un rico gestor de fondos de inversión, antiguo piloto de carreras y heredero del título escocés de Laird of Glen Affric, con el que se comprometió el 17 de julio de 2016.

La joven, radiante con un vestido de encaje color marfil, ha llegado a la iglesia con su padre, Michael Middleton, en un Jaguar MK V descapotable color verde oliva de 1951. (AFP)

(AFP)


(AP)

(AP)

(Reuters)

El encaje de seda de algodón hecho a medida está elaborado a mano para crear la ilusión de 'no costuras'. El cuerpo de encaje está bordado con detalles de perlas sobre organza y una enagua de tul, puesta capa sobre capa para darle mas movimiento. (AFP)

Kate dice a los pajes que guarden silencio. En total, fueron ocho pequeños: cuatro niñas, la hija de los Duques de Cambridge, la condesa Philippa Hoyos, Lily French y Avia Horner, hija de Edward Horner, financiero y colega del novio James Matthews; y cuatro niños, el príncipe George, Casimir Tatos, Edward Sebire y William Ward.

El príncipe Jorge, de tres años, tercero en la línea de sucesión, que ejerce de paje de la novia, y su hermana Carlota, de dos años, de dama de honor.

(AFP)

(AFP)

Los príncipes Guillermo y Enrique. (AFP)

También se esperaba con gran interés la asistencia del príncipe Enrique, hermano de Guillermo y concuñado de la novia, que se especulaba que podría estar acompañado de su nueva novia, la actriz estadounidense Meghan Markle, alimentando así los rumores de compromiso que tanto fascinan a la prensa británica. Pero no se la ha visto. Enrique y Guillermo han acudido juntos y sin sus parejas.

Pippa es la segunda de los tres hermanos Middleton, un año más joven que Kate y cuatro mayor que James, empresario. Nacida el 6 de setiembre de 1983, pasó su infancia en Ammán (Jordania), donde su padre trabajaba para British Airways, antes de estudiar en algunas de las mejores escuelas privadas británicas a su regreso al país. Se graduó en literatura inglesa por la Universidad de Edimburgo y se convirtió en habitual de las fiestas de la alta sociedad de Londres.

Empezó a trabajar en el negocio familiar de organización de fiestas y publicó un libro sobre este tema, por el que recibió un generoso avance, y que despertó ciertas burlas por algunas obviedades, como que las carreras de sacos acaban cuando el primero cruza la línea. Tuvo también una columna en la revista mensual de los supermercados Waitrose, pero poco a poco empezó a perder protagonismo, hasta la boda de este sábado.

Pippa seguía en el circuito social, y se la veía cada año en la tribuna real del torneo de tenis de Wimbledon. En este tiempo tuvo relaciones con el jugador de críquet Alex Loudon y el corredor de bolsa Nico Jackson antes de emparejarse con Matthews.  La relación empezó en 2015, si bien ambos se conocían y habían salido brevemente en 2012, según la prensa. Educado en el exclusivo colegio privado de Eton, igual que los príncipes Guillermo y Enrique, Matthews procede de una familia acomodada, con intereses hoteleros en el Caribe. (El País / Hola!)