sábado, 20 de mayo de 2017

19:55:00
Gustavo A. Infante / Última Palabra / 20-V-17


Lamentablemente tengo que informarles que él mismo me lo dijo. El gran Édgar Vivar, el más joven de la Vecindad del Chavo y que ha hecho personajes entrañables como el Sr. Barriga, el simpático cobrador de rentas de la vecindad y al que, por cierto, don Ramón le debía 18 meses de renta, también hizo a Ñoño y al inolvidable esposo de la Chimoltrufia, el Botija, ratero que nunca pudo robar nada en toda su carrera delictiva.

Bueno, les decía, pues efectivamente Edgar fue el que me confirmó que desafortunadamente tiene principios de Alzheimer, enfermedad con la cual a la gente se le olvidan las cosas, pero si tomamos en cuenta que él es actor y tiene que aprenderse de memoria los textos, estamos hablando de algo verdaderamente serio.

Todo esto me lo dijo en mi programa de televisión El Minuto que Cambió mi Destino, que se transmite esta noche a las 9 pm en Imagen Televisión, canal 3.1 de TV abierta en todo México. Fue una charla conmovedora, con declaraciones fuertes, desde el fondo de su corazón.

Por ejemplo, una de las frases que más me gustaron fue lo que un día le dijo Chespirito: “Tú estás aquí porque eres buen actor, no por gordo, porque gordos hay muchos, y buenos actores no tantos”. Además, la infancia de los niños de México y muchísimos países del mundo estuvo enmarcada por la presencia de El Chavo del 8, la Chilindrina, Kiko, Ñoño, la Popis, la Bruja del 71, Doña Florinda, El Profesor Jirafales y el gran Sr. Barriga.

Me relata cómo fue que perdió 100 kilos de peso, sí, usted lo leyó bien, 100 kilos, y ¿saben pór qué llegó a ser tan gordo? Por ingesta de comida, era un tragón hecho y derecho.

Por eso y mucho más, los invito a que me acompañen hoy, 9 pm, en Imagen Televisión, y al gran Botija, Ñoño, Sr. Barriga, pero más grande aún, Edgar Vivar.