domingo, 18 de diciembre de 2016

07:42:00
CIUDAD DE MÉXICO, 18 de diciembre de 2016.- La falta de recursos para comprar frutas y verduras es uno de los principales obstáculos que reporta la mitad de mexicanos para alimentarse sanamente, revela la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición de Medio Camino 2016.

Consultada al respecto, Gerry Eijkemans, representante de la OPS/OMS en México, aseguró que actualmente las personas con menos recursos consumen alimentos chatarra porque son más baratos.

“Por eso las personas más vulnerables, las que menos ingresos tienen, buscan nutrirse con el presupuesto que tienen. Las verduras y frutas para algunas personas son caras”, afirmó en entrevista.


Según la encuesta, sólo 22.6 por ciento de los escolares consume regularmente verduras y 45.7 por ciento frutas.

En cambio, 81.5 por ciento consume regularmente bebidas azucaradas no lácteas; 61.9 por ciento botanas, dulces y postres, y 53.4 por ciento cereales dulces.

Entre los adolescentes, sólo 26.9 por ciento consume regularmente verduras y 39.2 por ciento frutas; en tanto que 83.9 por ciento consume regularmente bebidas azucaradas no lácteas; 59.4 por ciento botanas, dulces y postres, y 50.3 por ciento cereales dulces.

Mientras que sólo 42.3 por ciento de adultos consume regularmente verduras y 51.4 por ciento frutas. Por el contrario, 85.3 por ciento consume regularmente bebidas azucaradas no lácteas, 38 por ciento botanas, dulces y postres, y 45.6 por ciento cereales dulces.

Eijkemans consideró que se ha dado mercado libre a los productos chatarra, además de que no en todos lados se tiene agua potable.

“Sabemos que si las personas no tienen agua en casa, tienen la tendencia de usar más frecuentemente bebidas azucaradas”, dijo.

Por otra parte, la Ensanut revela que el etiquetado nutrimental de los alimentos empacados y las bebidas embotelladas –rediseñado como una de las medidas planteadas en la Estrategia Nacional para la Prevención y el Control del Sobrepeso y la Obesidad–, sólo es claramente comprensible para 13.8 por ciento de la población.

Es medianamente entendible a inentendible para 40.6 por ciento.

Eijkemans indicó que las personas requieren de bastante conocimiento nutrimental para entender las etiquetas y si el producto es o no saludable.
Dijo que ante ello, la OPS/OMS trabaja con Cofepris para ver una mejora en el etiquetado.

“Buscamos que sea más fácil, más entendible y por supuesto no debería tener ningún elemento que sea engañoso”, dijo.

Por otra parte, Julio Sánchez y Tépoz, titular de la Cofepris, afirmó que tras los resultados de la encuesta sobre el etiquetado, la comisión se reunió, hace dos días, con los expertos del Observatorio Mexicano de Enfermedades no Transmisibles (OMENT) para tomar acciones al respecto.

“El acuerdo precisamente a raíz de esta encuesta se tomó hace dos días, en el OMENT, para que la Cofepris, en conjunto con asociaciones públicas y privadas e institutos, podamos analizar qué del etiquetado podría mejorarse”, indicó. (Reforma)