domingo, 18 de diciembre de 2016

13:18:00
AMÁN, Jordania, 18 de diciembre de 2016.- Al menos diez personas, una turista canadiense, siete policías y dos civiles jordanos, han muerto este domingo en un tiroteo entre hombres armados y la policía jordana en el centro de la ciudad de Al Karak, al sur de Jordania, ha informado el Departamento de Seguridad Nacional en un comunicado.

El Departamento precisó que "un número sin determinar de policías han resultado heridos y están hospitalizados", informa Efe.

Asimismo, apuntó que las fuerzas de seguridad "aún se encuentran haciendo frente a los hombres armados", que oscila entre cinco y seis, y estarían atrincherados en la ciudadela de Al Karak, a unos 120 kilómetros al sur de la capital de Jordania, Ammán, aunque otras fuentes citadas por France Presse aseguran que son 10 los hombres armados.

Una ambulancia y policías desplegados en las cercanías del castillo de Al Kara, en Jordania. (REUTERS)

Fuentes de la seguridad jornada han relatado que inicialmente se informó de un incendio en una vivienda y una patrulla de policía fue atacada cuando acudió al aviso. "Tan pronto llegó a la escena, hombres armados no identificados que estaban en el interior de la casa abrieron fuego contra la patrulla, hiriendo a un policía, y huyendo a continuación en un coche". "Poco después, abrieron fuego contra otra patrulla", han asegurado las misma fuentes, citadas por la agencia oficial jordana Petra.

Al tiempo, otros hombres armados escondidos en la ciudadela dispararon contra la comisaría de policía de Al Karak, "hiriendo a varios policías y transeúntes", que han sido trasladados al hospital.

Otra fuente de seguridad ha negado las informaciones que apuntaban a la toma de rehenes en el castillo por parte de los atacantes. Según estas informaciones, un grupo de turistas quedó atrapado en la primera planta del edificio. "Tuvieron miedo de salir en el momento en que los hombres armados comenzaron a disparar sobre las fuerzas de seguridad", ha indicado dicha fuente.

La ciudadela de Al Karak es un castillo construido por los Templarios en la Edad Media y es un conocido punto turístico de Jordania.

Fuentes de seguridad han asegurado a Efe que los asaltantes estaban rodeados y que el intercambio de tiros ocurrió cuando los policías, que se trasladaban en varios coches patrulla, intentaban arrestarlos.

El primer ministro jordano, Hani al Mulqui, ha confirmado en la Cámara Baja del Parlamento el fallecimiento de algunos "miembros de las fuerzas de seguridad".

El pasado junio, Jordania fue blanco de un atentado con coche bomba cerca de la frontera con Siria en el que fueron asesinados seis soldados.

Hasta ahora, el reino hachemita de Jordania se ha mantenido relativamente estable y no ha sufrido acciones terroristas en comparación con sus países vecinos, aunque está en el punto de mira del autodenominado Estado Islámico por su participación en la coalición militar dirigida por Estados Unidos. (El Mundo)