miércoles, 21 de diciembre de 2016

12:24:00
BERLÍN, 21 de diciembre de 2016.- Las autoridades alemanes han informado este miércoles de que el joven tunecino buscado por su posible relación con el ataque del lunes en Berlín ya estaba siendo investigado por su presunta implicación en un delito grave contra la seguridad del Estado.

La Fiscalía Federal alemana ha ofrecido una recompensa de hasta 100.000 euros. «Si ven a la persona buscada, avisen a la policía. No se pongan en peligro, ya que puede ser peligroso y estar armado», subrayó la Fiscalía

El ministro de Interior del estado de Renania del Norte-Westfalia, Ralf Jäger, advirtió en conferencia de prensa de que no se sabe si el sospechoso está implicado en el atentado de Berlín, pero confirmó que en la cabina del camión que arrolló a los visitantes del mercadillo navideño se encontró documentación suya.

Anis Amri, de 24 años.

Su petición de asilo había sido rechazada en julio pasado, pero no pudo ser expulsado del país porque carecía de la documentación necesaria, unos papeles que llegaron hoy desde Túnez.

Se trata de Anis Amri, nacido en 1992, y su nombre ha aparecido en un documento hallado en la cabina del camión, un certificado alemán por el que se permite la permanencia de un extranjero en el país pese a no haber obtenido asilo. El diario «Süddeutsche Zeitung» ha señalado que pidió asilo el pasado mes de abril y que habría llegado a Alemania en diciembre de 2015 desde Italia. La brigada antiterrorista tunecina ha interrogado este miércoles a la familia del joven de 24 años.

Según el periódico «Süddeutsche Zeitung» y las emisoras NDR y WDR, el sospechoso se encontraba desaparecido desde septiembre y estaba calificado como peligroso en las bases de datos de las fuerzas de seguridad. Fuentes de la investigación citadas por estos medios le atribuyen contactos con la red de un islamista detenido recientemente en Alemania, Abu Walaa.

El documento encontrado en la cabina del camión está expedido en el distrito de Kleve del estado federado de Renania del Norte-Westfalia, en el oeste del país, según el «Allgemeine Zeitung» de Maguncia, que señala que el sospechoso tenía documentos con diferentes nombres y fechas de nacimiento. La Oficina Federal de Investigación Criminal (BKA), que ha anunciado para las 13.00 hora local (12.00 GMT) una nueva rueda de prensa, asume que el hombre cuenta con hasta cuatro alias distintos.

Operaciones policiales

De forma paralela, las fuerzas de seguridad alemanas han detenido este miércoles a varias personas en relación al ataque que reivindicó el grupo terrorista Daesh, aunque la policía no cree que ninguna sea el atacante, ha informado el «Allgemeine Zeitung» y la radio pública de Hesse.

Por su parte, la radio pública regional de Baviera ha informado, de forma coincidente, de que las fuerzas de seguridad están indagando en «círculos salafistas» del oeste de Alemania, donde se encuentra situado el estado federado de Renania del Norte-Westfalia. Además, la radio pública regional de Berlín «Rbb» ha señalado que la policía cree que el atacante pudo resultar herido durante la pelea que tuvo lugar en la cabina del camión entre él y el chófer polaco, quien murió de un tiro tras el ataque.

Los investigadores han hallado restos de ADN en la cabina del camión que apunta en esta dirección y las fuerzas de seguridad están contactando desde hace horas con centros hospitalarios de Berlín y Brandeburgo, el estado federado que rodea a la capital, en busca de sospechosos. (EFE)