miércoles, 21 de diciembre de 2016

18:02:00
TULTEPEC, Estado de México, 21 de diciembre de 2016.- El obispo de Cuautitlán, Guillermo Ortiz Mondragón, ofreció una misa por la salud de los lesionados y de las 32 personas fallecidas durante la explosión del mercado de cohetes de San Pablito, ocurrida el martes.

Al inicio de la ceremonia religiosa, se dio lectura a una misiva que el Papa Francisco envió al obispo de Cuautitlán y al pueblo de Tultepec, condolencias y muestras de solidaridad a los artesanos locales de la pirotecnia.

Misa en el templo de Nuestra Señora de Loreto.

"No es posible estar en paz, sin embargo tenemos la fe", señaló el obispo al iniciar el sermón ante más de 800 feligreses que abarrotaron el templo de Nuestra Señora de Loreto, donde productores y artesanos de la pirotecnia veneran a su santo patrono San Juan de Dios.

El obispo oró por la salud de las personas que resultaron con quemaduras, y que dijo están sufriendo y luchando por sus vidas en hospitales.

"Les digo que ha sido y que esta siendo un momento de dolor, ¿cómo es que sucedió?. ¿Qué significa?", se preguntó el representante de la fe católica en la región.

Pidió el apoyo de las autoridades civiles para los artesanos locales de la pirotecnia.

Ofreció la colecta de las limosnas de este día para el apoyo de los necesitados; pues el obispo dijo que los comerciantes y sus familias, en segundos, se quedaron si empleo e ingresos para sus familias. (Silvia Chávez González / La Jornada)