viernes, 16 de diciembre de 2016

16:30:00
TEKAX, Yucatán, 16 de diciembre de 2016.-Hace 16 años don Amado Serafín Balam tuvo un accidente automovilístico que lo imposibilitó de seguir trabajando y a tener que movilizarse en una silla de ruedas con ayuda de su esposa María Luisa Gómez por lo que su condición económica se vio afectada.

Al recibir su cobertor del Programa Bienestar Invernal en Tekax, doña Mary indicó que con este apoyo no pasarán frío y su esposo tendrá menos posibilidades de adquirir una infección respiratoria que pudiera afectarlo severamente.


"Estamos muy agradecidos porque no ha sido fácil desde que pasamos por ese accidente y contar con estos apoyos nos permiten seguir adelante, porque muchas veces no tenemos el dinero suficiente para comprarlo y evitar situaciones difíciles como una enfermedad que también cuesta", apuntó.

En gira de trabajo por el sur del estado, el titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), Mauricio Sahuí Rivero continuó con la distribución de cobijas en los municipios de Cantamayec, Peto y Tekax.

El funcionario estatal indicó que velar por la salud y economía de las familias yucatecas es una prioridad para el Gobierno del Estado que encabeza Rolando Zapata Bello.

"Por eso nos sentimos muy contentos de venir a estregarles a las abuelitas, abuelitos o personas con alguna discapacidad sus cobijas porque se cumplen los compromisos planteados", puntualizó.

En Cantamayec, Rosa María Cherres Chan agradeció a las autoridades por hacer posible que estos cobertores sigan llegando a los más desprotegidos.

"A veces las personas de la tercera edad nos sentimos olvidadas, pero cuando llegan con esta ayuda nos damos cuenta de que no es así, que nos tienen pendientes y que buscan que tengamos una vida digna en nuestros años de plenitud", manifestó.

Ante los cientos de beneficiarios de estos municipios, Sahuí Rivero subrayó que estas acciones forman parte de una estrategia integral que inició con la entrega de chamarras del programa Bienestar Escolar Invernal en la que también se protege de las bajas temperaturas a las niñas y niños de Yucatán de las escuelas primarias públicas para evitar el ausentismo a las aulas debido a padecimientos generados por el descenso de las temperaturas.

"Y tengan por seguro que en los siguientes años seguiremos trabajando para proteger atender las necesidades que imperan en la población y que tengan una mejor calidad de vida", enfatizó.