lunes, 7 de noviembre de 2016

23:02:00
FILADELFIA, Pennsylvania, 7 de noviembre de 2016.- El primer presidente negro, Barack Obama,  presentó este lunes a la que aspira a ser la primera mujer presidenta en el lugar donde nació el país.

Hillary Clinton quiso despedir su campaña después de un año y medio de carrera en un mitin coral ante decenas de miles de personas y arropada por las estrellas del partido en un podio al aire libre junto a Independence Hall, el edificio donde se debatieron y se firmaron la declaración de independencia y la Constitución de Estados Unidos.

Aquí recordó el nacimiento del “experimento de la democracia” americana y dijo que ahora "está en juego".

Clinton quiso cerrar con un mensaje optimista. "Los mejores días están delante de nosotros", dijo. "No queremos estrechar el futuro de este gran país, queremos ampliarlo".

"Se trata de a favor de qué vamos a votar, no sólo en contra de qué", dijo Clinton, quien prometió ser "la presidenta de todos".

Michelle y Barack Obama, Hillary, Chelsea y Bill Clinton. Después de Filadelfia, la aspirante demócrata aún hará una parada más en Raleigh (Carolina del Norte), donde celebrará su último evento de campaña al filo de la medianoche, con Lady Gaga. (AP)

"Hagamos Historia, Filadelfia", dijo la candidata antes de que empezara a sonar (por cuarta vez) Fight Song, su himno de campaña.

El desfile de estrellas

Además del presidente Barack Obama, también habló su esposa Michelle. Ambos son ahora las figuras más populares de Estados Unidos. Hillary estaba acompañada por Bill y Chelsea.

El show final funcionó como una cadena de resumen de la historia de los demócratas los últimos 25 años. Chelsea presentó a Bill. Bill presentó a Michelle. Michelle presentó a Barack. Barack presentó a Hillary.

Todos repitieron el momento único a unas horas de la votación.

"Estamos a un día de hacer otra vez Historia", dijo Michelle, quien una vez más hizo un discurso enérgico criticando a Donald Trump sin mencionar su nombre y abroncando a quienes voten por terceros candidatos. "Estas elecciones están en nuestras manos… Si nos quedamos en casa o si jugamos con el voto de protesta el oponente de Hillary va a ganar. Punto y aparte, fin de la historia".

El amor de su vida

Michelle dio paso al presidente con palabras cariñosas: “El amor de mi vida”.

Para el presidente Obama este último mitin en Filadelfia también era una manera de reivindicar su legado. “Convertimos el ‘sí se puede’ en ‘sí, lo hicimos’”, dijo. “Sigo siendo optimista… Apuesto a que mañana los americanos rechazarán el miedo y escogerán la esperanza”.

“Este viaje en el que estamos nunca ha sido sobre el color de un presidente, sino sobre el contenido de su carácter”, dijo.

El presidente se rió de Trump, algo que el candidato republicano no soporta. Obama se burló de Trump por el hecho de que sus asesores de campaña no le hayan dejado tuitear en los últimos días. “Si sus asesores más cercanos no confían en él para tuitear, ¿por qué vamos a fiarnos nosotros de él con códigos nucleares?”

Según algunos de sus colaboradores, Trump decidió presentarse cuando Obama se rió de él en la cena de corresponsales de la Casa Blanca por decir que el presidente no había nacido en Estados Unidos.

El significado

Con tono a ratos susurrante, el presidente Obama se dirigió al votante. “No sólo tienes que votar en contra de alguien. Tienes a alguien extraordinario por el que votar”, decía Obama mientras repicaban las campanas en el parque.

Según la policía de Filadelfia, había unas 33,000 personas dentro del perímetro y varios miles de personas mas mirando más allá áde las barreras en el parque que rodea Independence Hall.

El lugar tiene un significado especial para la ciudad y para la nación.

En lo que era la sede del gobierno colonial de Pennsylvania se celebraron el congreso continental y la convención constitucional. Aquí fue nombrado el primer comandante-en-jefe, George Washington, y aquí paró casi un siglo después Abraham Lincoln nada más ser elegido. Y también guarda la memoria de capítulos más oscuros. Aquí fueron juzgados los esclavos del sur por huir de su cautiverio, los que el norte devolvía como parte de su compromiso con los estados esclavistas.

Para Obama, era el último mitin de campaña como presidente y su portavoz destacó que le importaba que fuera en este lugar tan simbólico. Este martes por la noche empezará a convivir con el presidente-electo en la cuenta atrás hacia su marcha de la Casa Blanca, el 20 de enero de 2017.

La ciudad también es especial para Clinton. En Filadelfia, crucial para ganar el estado, aceptó la nominación en julio durante la convención. La candidata demócrata tenía una parada final cerca de la medianoche en Raleigh, en Carolina del Norte, pero éste de Filadelfia era su gran acto final de campaña.

La dimensión de la audiencia era algo inédito en esta campaña.

Las decenas de miles de personas, entre ellas una mayoría de mujeres, aguantaron el frío durante horas en el parque que rodea esta sede histórica para ver a las estrellas del partido demócrata.

Mientras esperaban, los políticos locales repetían que ésta se recordaría como “una noche histórica”. Los voluntarios portaban acreditaciones de papel con las palabras “ the night before”.

Bruce Springsteen cantó Promised Land y Jon Bon Jovi, Here Comes The Sun. Los dos pidieron el voto por Clinton pensando en qué se recordará de estas elecciones.

“Estoy aquí para poder decir un día que estuve del lado correcto de la Historia”, dijo Springsteen. “Hagan fotos”, animó Bon Jovi a la multitud. “Tienen un asiento en primera fila de la Historia”. (La repubblica / María Ramírez / Univision)