lunes, 7 de noviembre de 2016

20:30:00
TEKAX, Yucatán, 7 de noviembre de 2016.- En visita a las unidades de producción del legendario Plan Chac, en el sur del Estado, el diputado federal Jorge Carlos Ramírez Marín entregó un primer paquete de apoyos a los productores y anunció que gestionará más recursos del presupuesto federal 2017 para impulsar a la zona citrícola de Yucatán.

“Hace más de 50 años, el Plan Chac fue el primer proyecto de planificación y tecnificación del campo yucateco, fue una gran experiencia que dio muy buenos resultados en 15 municipios del Sur. Tenemos que retomar ese esquema de trabajo, pero adaptado a las necesidades actuales y que cumpla con un objetivo central: generar más ingresos para sus familias”, subrayó el legislador yucateco.

“No se trata de ver con nostalgia lo que se hacía antes,  sino de hacer lo que tenemos que hacer hoy: proyectos que generen dinero para ustedes. Tienen ganas de salir adelante, conocen la tierra y tienen una cultura de trabajo que se adapta a la tecnología”, indicó.

El diputado Ramírez Marín, secretario de la Comisión de Hacienda, afirmó que  apoyará los dos proyectos que están en marcha en Ticul y Tekax, y gestionará más recursos para apoyar a la zona citrícola de Yucatán: “Cuentan conmigo amigos, para eso estamos, para servirles desde la Cámara de Diputados”, recalcó el legislador yucateco, ante los aplausos de los productores.

“¿Qué hace falta?, más apoyos y asesoría para diversificar la producción y también que los jóvenes y las mujeres se incorporen al campo", apuntó el secretario de la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados.

“El Plan Chac fue una lección para Yucatán, lo tenemos que retomar y, precisamente, eso es lo que está haciendo el gobernador Rolando Zapata Bello, un esfuerzo tremendo para impulsar  la tecnificación y la diversificación del campo yucateco. Va por el camino correcto y por eso lo apoyamos desde la Cámara de Diputados”, abundó el legislador.

“Tenemos un buen gobernador, buenos operadores políticos como son los diputados federales y vamos a hacer las gestiones necesarias para traer más recursos para el campo yucateco y en particular para esta zona del Estado”, recalcó el vicecoordinador parlamentario, ante los aplausos de los productores.

Ramírez Marín visitó Akil, Ticul y Tekax, en este último municipio la reunión fue en una parcela del Pozo 1 del Plan Chac, propiedad de Rubén Ramírez Ceballos. Sumando los tres eventos, el legislador entregó 3,500 injertos de naranja, limón, mandarina y toronja para apoyar a los citricultores.

En las reuniones de trabajo recibió varias solicitudes, entre ellas ayuda para reparar una bomba y para cambiar  varios kilómetros de tuberías, mallas borregueras para cercar las unidades de producción, insumos, gestiones para reducir los cobros del consumo de energía eléctrica y apoyos para dos grandes proyectos que están en marcha.

En Ticul, el alcalde Camilo Salomón López reveló que están avanzadas las pláticas con la empresa Aloecorp, de Estados Unidos, para fomentar la siembra de sábila bajo el esquema de agricultura por contrato, en el que la compañía  financia los insumos y los sistemas de riego a cambio de que los campesinos le vendan su producción.

El proyecto incluye la instalación de una nave industrial para procesar la sábila que Aloecorp utiliza en su línea de cosméticos Natural Best.

El presidente municipal destacó que es un gran proyecto que generará empleos, garantizará el mercado para la sábila, y dejará buena derrama económica para Ticul. Solicitó el acompañamiento del diputado para llevar a buen término la instalación de la empresa estadounidense.

En Akil, el veterano citricultor Enrique Carrillo solicitó también el apoyo de Ramírez Marín para extender un proyecto de abono orgánico que ya está en marcha en ese municipio, mediante un convenio que tienen con Grupo Kekén, a la que le compran los desechos que generan sus biodigestores para utilizarlo como abono en sus parcelas.

El campesino afirmó que es un excelente abono que sirve para sustituir el uso de “venenos” (fertilizantes) que han desgastado el suelo, y aseguró que ya comprobaron que  la calidad nutricional de este material ayuda a mejorar la producción de cítricos. Se requieren, dijo, más recursos para comprar el abono y un vehículo para transportarlo a otros ejidos de la zona.

Luego de escuchar a los productores, Ramírez Marín informó que entregarán más injertos,  ofreció ayuda para resolver el problema de la bomba y para conseguir las mallas borregueras,  hará las gestiones para iniciar el cambio de tuberías y dijo que el tema de las tarifas de energía para el sector agrícola lo abordará en próxima reunión que sostendrá con funcionarios de la CFE.