viernes, 18 de noviembre de 2016

11:48:00
BERLÍN, Alemania, 18 de noviembre de 2016.- Barack Obama abandonó el viernes Berlín con un sí decidido de los principales líderes europeos a mantener la cooperación en organismos internacioens como la OTAN. El aún presidente de EE UU podrá transmitir el mensaje de los jefes de Gobierno de Alemania, Francia, Reino Unido, Italia y España a su sucesor, Donald Trump, que aún es un perfecto desconocido en las cancillerías europeas.

La visita de Obama de tres días a Berlín concluyó con un encuentro a seis que sirvió como vuelta al escenario internacional del presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, tras un año ausente por la parálisis política. Junto con la primera ministra británica, Theresa May, el presidente francés, François Hollande, y el primer ministro de Italia, Matteo Renzi, todos coincidieron en la necesidad de mantener las sanciones a Rusia por los reiterados incumplimientos de los acuerdos de Minsk (Bielorrusia) para pacificar el este de Ucrania.

El presidente estadounidense celebró en la capital alemana la que previsiblemente fue su última cumbre con sus principales aliados europeos: el presidente francés, François Hollande; la primera ministra británica, Theresa May, y el primer ministro italiano, Matteo Renzi, además de Merkel y Rajoy.

En una comparecencia conjunta con Rajoy, Merkel dijo que los líderes no habían hablado sobre la posibilidad de imponer nuevas sanciones a Rusia por su papel en la guerra de Siria.

Las conversaciones de los seis giraron en torno a la necesidad de “trabajar colectivamente para hacer avanzar la agenda transatlántica” y de “asegurar una resolución diplomática” a los conflictos de Siria y del Este de Ucrania, según un comunicado emitido por la Casa Blanca. Durante la campaña electoral, Trump sugirió que, si era presidente, podría no sentirse obligado a defender a los países de la OTAN en caso de ataque exterior, como prescribe el tratado de la organización.

Tanto en la crisis de Ucrania como en la siria, los avances pasan ineludiblemente por la colaboración del presidente ruso, Vladímir Putin. En las cancillerías europeas se teme que Putin aproveche el vacío de poder por la transición política en EE UU y la inexperiencia de Trump para avanzar posiciones tanto en Ucrania como en Siria. El jueves, Obama había reclamado a su sucesor que se mantuviera firme frente a Putin si este daba pasos alejándose de los valores comunes y normas internacionales.

Acuerdan líderes mantener sanciones a Rusia

Los líderes de Alemania, Francia, Italia, España y Reino Unido, así como el presidente estadounidense Barack Obama, acordaron hoy en la cumbre celebrada en Berlín mantener las sanciones dictadas contra Rusia por el conflicto de Ucrania.

Según un comunicado emitido por la Casa Blanca, al término de la reunión y tras la partida de Obama de la capital alemana, los seis líderes consideran que las medidas deben persistir hasta que se implementen los acuerdos de Minsk y se consiga un alto el fuego estable en el este de Ucrania.

Dichas sanciones se remiten a la situación en Ucrania, pero no se planteó una extensión al papel que desempeña Moscú en Siria, precisó la canciller alemana, Angela Merkel, en una comparecencia conjunta con el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, con quien mantuvo un encuentro bilateral tras la cumbre.

En la cumbre entre los cinco líderes europeos y el presidente Obama se ratificó asimismo el total rechazo por la anexión "ilegal" de Crimea, apuntó por su parte Rajoy, en tanto que origen del conflicto actual, así como la aspiración a que se logre un alto el fuego duradero en el este de Ucrania.

El mantenimiento de las sanciones a Moscú fue uno de los puntos de la cumbre, donde asimismo se abordó la dramática situación en Siria y muy especialmente en Alepo, coincidieron en destacar la canciller alemana y su homólogo español.

Asimismo trataron de la situación en Irak, destacó Rajoy, y especialmente los avances en la ofensiva para arrebatar al grupo yihadista Estado Islámico (IS, por sus siglas en inglés) el control de la ciudad de Mosul.

Obama partió hoy de Berlín, donde había llegado el miércoles, en dirección a Lima para participar en el Foro de Cooperación Asia-Pacífico (APEC).

La visita a Alemania de Obama ha estado marcada por las incertidumbres en las relaciones transatlánticas y a escala global que plantea la victoria del republicano Donald Trump en las elecciones presidenciales de EEUU. (EFE / El País)