viernes, 18 de noviembre de 2016

15:05:00
CIUDAD DE MÉXICO, 18 de noviembre de 2016.- El futbol mexicano anunció hoy que no participará en la Copa Libertadores 2017 por problemas de calendario, pero que buscará regresar al año siguiente.

El presidente de la Liga MX, Enrique Bonilla, afirmó que la decisión que tomó la Confederación Sudamericana en octubre de que la Libertadores se juegue de febrero a noviembre, durante 42 semanas, no permite la participación de los equipos mexicanos.

"Este calendario de febrero a noviembre nos empalma la fase final del Torneo Clausura 2017, el período de transferencias y registros, la Copa Confederaciones 2017, la Copa de Oro 2017, el período de vacaciones de jugadores, el periodo de registro y transferencias y el período de pretemporada", dijo Bonilla.

"Trabajaremos para regresar en 2018", afirmó. "Esperamos encontrar una solución para volver a participar".

Enrique Bonilla habló en conferencia de prensa y reconoció que los rumores que habían salido a la luz de que México dejaría de participar a la Copa Libertadores son ciertos.

México juega desde 1998 la Copa Libertadores, el principal torneo sudamericano de clubes. La liga del país norteamericano, que actualmente tenía tres plazas asignadas, es la única de la Concacaf que participa en la competición.

Bonilla reconoció que México intentó evitar que el calendario del torneo sudamericano fuera modificado para evitar que se empalmara con el del futbol mexicano, sin embargo a pesar de los intentos, la Conmebol no cedió.

“En febrero de 2016 solicitamos un escrito donde pedíamos recibir la final en casa. Después mandamos otros dos más. El nuevo calendario nos empalma la fase final, las transferencias, la Confederaciones, la Copa Oro y las vacaciones.”

“Solicitamos que no cambiaran el formato, se dijo que podíamos platicar el cómo, pero el formato no tendría cambios”, dijo Bonilla en conferencia de prensa.

Asimismo, Bonilla aseguró que también le pidió a CONMEBOL que les brindara un año sabático y en 2018 se valorara la posibilidad de regresar al torneo más importante del continente.

“Le propuse a CONMEBOL que se nos permitiera no participar durante un año y llegar a un acuerdo para volver en 2018”.

Enrique Bonilla también utilizó el caso de Chivas para ejemplificar y dar a conocer porqué la decisión de hacerse a un lado.

“Chivas debía jugar dos partidos en Sudamérica en un mes. Esto no es Europa y aquí las distancias son realmente importantes. Si un club ganaba la Liga y participaba en Libertadores en el segundo semestre jugaría Liberadores, Liga y Concachampions. Es imposible”.

“El presidente de FIFA busca se juegue un mundial de clubes en verano y afectaba participación si se jugaba Libertadores”.

“Una cosa no tiene que ver con la otra. Nuestra selección seguirá participando en Copa América”.(DPA / SinEmbargo)