viernes, 18 de noviembre de 2016

20:05:00
WYOMING, 18 de noviembre de 2016.- Un hombre de 23 años murió en el Parque Nacional de Yellowstone después de caer en una fuente de ácido hirviendo. Los hechos ocurrieron en junio, cuando el joven y su hermana se desviaron de la ruta y acabaron ante una fuente de aguas termales. Al parecer, Colin Nathaniel Scot estaba tratando de comprobar la temperatura del agua cuando se precipitó dentro en una zona ubicada cerca del Pork Chop Geyser.

Su cuerpo nunca fue recuperado y según el informe del Departamento de Interior de los Estados Unidos, probablemente se disolvió en el ácido hirviendo, que estaba a una temperatura de unos 100º C.
De acuerdo con el reporte público hecho por el Servicio de Parques Nacionales, el joven Colin Scott, de 23 años, se habría desviado por los senderos del parque junto con su hermana y “descendió para comprobar la temperatura de una fuente caliente, se deslizó y cayó”, según indica la investigación recientemente revelada. (Getty Images)

El informe de 60 páginas del departamento norteamericano, que ha visto la luz esta semana después de que la emisora de televisión local KULR efectuara una petición basándose en la Ley de Libertad de Información, explica que ambos hermanos habían abandonado la ruta por el paseo marítimo del parque y entrado en una zona peligrosa marcada con señales de advertencia.

“El acceso está cerrado para evitar que la gente, por su propia seguridad, acceda y también para proteger los recursos naturales, que son muy frágiles”, explicó a KULR Lorant Veress, un guardabosque del parque.

El informe describe un detalle sombrío del accidente, y es que al parecer Sable, que había estado filmando la caminata, registró la muerte de su hermano. La cinta de video no fue incluida en el informe y las partes que describen su contenido fueron borradas.

Pero los guardabosques y otros agentes que intentaron rescatar a Colin relataron que pudieron ver la cabeza y el torso del joven brevemente flotando boca arriba dentro de la fuente caliente, con un crucifijo alrededor de su cuello. Sólo su cartera y unas sandalias anaranjadas y negras fue lo que se pudo recuperar de él.

Una foto de la escena muestra una de las sandalias en el borde de la especie de lago de agua hirviendo mientras que el vapor se levanta sobre la superficie.

Cada año unos cuatro millones de personas visitan Yellowstone, el primer parque nacional establecido en los Estados Unidos. Abarca alrededor de 5.000 kilómetros cuadrados a través de Wyoming, Idaho y Montana. En 2014 un turista holandés fue multado con 3,000 dólares después de estrellar un avión no tripulado en el Grand Prismatic Spring, un emplazamiento característico de Yellowstone conocido por sus brillantes colores causados ​​por bacterias y minerales. (Reuters / Mundo Hispánico)