viernes, 18 de noviembre de 2016

12:23:00
CIUDAD DE MÉXICO, 18 de noviembre de 2016.- Elementos de la Policía Federal detuvieron en el aeropuerto de Tapachula, Chiapas, a una persona que portaba consigo pasaportes falsificados con las fotografías de Javier Duarte de Ochoa y su esposa, Karime Macías, con los cuales pretenderían internarse a Guatemala.

Los hechos ocurrieron hace ocho días, pero hasta ahora trascendió a los medios de comunicación. El detenido quedó a disposición del Procuraduría General de la República (PGR) para continuar con las investigaciones para la localización del gobernador con licencia del estado de Veracruz, Javier Duarte, quien es prófugo de la justicia y enfrenta una orden de aprehensión por delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita.


El pasaporte que tiene una fotografía de Javier Duarte con bigote está a nombre de Huerta del Valle  Alex, mientras que el de su esposa, Karime Macías, aparece a nombre de Ponce Arriaga Gabriela.

Suegros y nietos de Duarte se mudan a Chiapas

La residencia de Antonio Macías Yazegey, suegro del gobernador con licencia Javier Duarte, fue vaciada en el transcurso de ayer por la mañana por camionetas de mudanza.

Más tarde, el propio Macías salió y ante los medios de comunicación reconoció que se iría a residir con su esposa y nietos, los hijos de Duarte, a Chiapas.

Ayer, el Juzgado de Distrito mandó a una actuaria a verificar la presencia de agentes federales que desde hace varios días se mantenían plantados en la calle Puebla, de la colonia Petrolera, donde está ubicada la residencia.

Los abogados de Macías pretendían conseguir una orden para que fuera retirada la vigilancia. El miércoles, los abogados, Juan Carlos Charleston y Rodolfo de la Guardia exigieron a los elementos identificarse, pero recibieron una negativa.

Ante la expectación de los medios de comunicación por la presencia de las camionetas de mudanzas, el propio suegro de Javier Duarte salió a aclarar que trasladaría a su familia a la ciudad de Tuxtla Gutiérrez, ya que consideró que hay acoso social y político, aunado a la vigilancia que mantenían agentes federales afuera de su domicilio y que lo incomodaban.

Precisó que no tiene nada que ver con lo que se ventila sobre su yerno Javier Duarte y con los temas de corte político, como tampoco se ha enriquecido por su cercanía con el gobernador con licencia.

Macías recordó que en diciembre de 2009 se ganó la lotería y su trabajo como abogado para Petróleos Mexicanos también le dejó dividendos importantes. (Gustavo Castillo / La Jornada / El Universal / Excélsior)