martes, 11 de octubre de 2016

16:49:00
MÉRIDA, Yucatán. 11 de octubre.- Con muy buena participación, generada desde sus redes sociales, el diputado federal Jorge Carlos Ramírez Marín puso en marcha el programa “Cultiva Vida, jornadas de cultura verde”, cuyo objetivo es demostrar que sí es posible tener pequeños huertos urbanos en casa y generar mayor conciencia en favor de la ecología.


El programa tiene un enfoque integral, que incluye charlas sobre cómo aprovechar los espacios para tener plantas en los patios y jardines, asesoría a cargo de ingenieros agrónomos sobre el cultivo de productos agrícolas y de jardinería, elaboración de macetas con productos reciclados y la adopción de plántulas con el compromiso de velar por ellas hasta su etapa productiva.

En el recorrido que realizó el pasado fin de semana por el Jardín Bepensa, ubicado en el poniente de la ciudad, sede inaugural de la  jornada, el legislador yucateco destacó las bondades del programa “Cultiva Vida”, como el de promover la conciencia sustentable y fomentar en especial entre los niños y jóvenes el interés de cultivar un huerto urbano, en macetas, semilleros, pocetas y otros recipientes, con especies que provean de alimentos sanos y frescos.

“Una semilla puede cambiar las cosas, esa es la magia de la naturaleza: podemos empezar de cero hasta hacer la diferencia”, afirmó el diputado Ramírez Marín en un mensaje que dirigió a los asistentes.

“Muchos creen que vamos a cambiar el planeta con los grandes proyectos, con la intervención de las grandes firmas, pero no es así: si todos sembráramos una semilla, si nos todos nos sumáramos, lograríamos hacer más habitable este planeta”, indicó él legislador yucateco.

“Gracias por venir y por participar en esta jornada de cultura verde, que estaremos llevando a otros puntos de la ciudad. Nosotros estamos poniendo nuestra semilla en esto que creemos, si los yucatecos tomamos en cuenta la importancia que tiene sembrar, cultivar y producir, vamos a ver que muchas cosas buenas pasarán a partir de eso”, apuntó Ramírez Marín.

“Los invito a sembrar una semilla para producir vida”, subrayó ante los asistes el diputado, quien comentó que llevará la plántula de chile habanero que adoptó para sembrarla en una maceta en sus oficinas de la Cámara de Diputados. 

En la jornada se exhibieron algunas muestras de macetas hechas con productos reciclados, como envases PET, cascos de motociclista, balones viejos cortados a la mitad, recipientes de yogur, vasos de unicel y otros recipientes de plástico, donde se pueden cultivar, por ejemplo, cilantro y pequeñas especies ornamentales. La creatividad permite además que se vean como artículos decorativos.

En el evento inaugural, al que asistieron  más de 500 personas, se obsequiaron plantitas de chile habanero,  se ofrecieron varias conferencias sobre temas de producción y jardinería, y también hubo un ritual maya y música autóctona.

“Cultiva Vida” afirma que, entre los beneficios que genera fomentar un huerto urbano figuran los siguientes: pasar más tiempo en familia, anima a los niños a consumir los vegetales que ellos mismos cultivan, fomenta la paciencia,  la constancia y la responsabilidad, pues hay que sembrar, cuidar la planta y esperar a que dé frutos;  reduce el estrés en los adultos, hay productos sanos a mano y propicia un ambiente más fresco en el hogar. (Boletín)