sábado, 17 de septiembre de 2016

08:30:00
BÉLGICA, 17 de septiembre.- La prensa internacional reporta esta mañana el primer caso de eutanasia aplicada a un menor en Bélgica, a la fecha el único país en el mundo que cuenta con una ley que lo permite.


Según informó el periódico Het Nieuwsblad, el procedimiento se realizó con absoluta discreción pues no se reportó la edad del menor ni la enfermedad que padecía.

Ésta es la primera vez que se exige la aplicación de la ley, aprobada en 2014, que permite a los padres elegir la "muerte por compasión" cuando sus hijos padecen enfermedades terminales, después de haber hecho una solicitud al médico de cabecera, quien debe presentar su caso y recibir la autorización de las autoridades.

La ley también requiere el consentimiento expreso del menor. 

Bélgica cuenta con una comisión Federal para la supervisión y evaluación de la aplicación de la ley sobre la eutanasia para asegurarse de que no se produzcan irregularidades en su aplicación.

Afortunadamente hay muy pocos niños que están considerando esta posibilidad pero eso no quiere decir que nosotros debemos negar el derecho a una muerte digna, dijo Wim Distelmans, titular de la comisión.

Marco Cappato, promotor de una campaña pro eutanasia en Italia, declaró que Bélgica es el primer país en el mundo que no voltea para no ver las condiciones de sufrimiento insoportable.

La normativa belga, considera, proporciona garantías suficientes para prevenir el abuso y la opresión de clase que se producen en secreto y a las que condenar leyes como las italianas. (José Repetto con información de La Repubblica)