sábado, 17 de septiembre de 2016

23:19:00
NUEVA YORK, 17 de septiembre.- Una fuerte explosión en el barrio de Chelsea en Nueva York ha causado esta noche al menos 29 heridos, según el último dato facilitado por el departamento de bomberos de la ciudad. El suceso, ocurrido sobre las ocho y media de la noche, se produjo en la calle 23, entre la Sexta y Séptima Avenida, una zona de Manhattan animada los sábados. El alcade, Bill de Blasio, aseguró que "no hay una amenza creíble" contra la ciudad y descartó en este momento que se trata de una acción terrorista. Pero las autoridades están convencidas de que fue "intencional".

El alcalde dijo que “no hay evidencia de un ataque terrorista” ni de una “amenaza contra la ciudad de Nueva York”, aunque la explosión fue “intencional”.

Las causas y la naturaleza de la explosión no han sido determinadas en este momento. El artefacto, sobre el que no se han dado detalles, se encontraba en una papelera de acero, que quedó totalmente retorcida por la deflagración. La zona quedó de inmediato acordonada y se desplegó un importante despliegue de fuerzas de seguridad y bomberos. El servicio de metro quedó interrumpido en la zona durante un par. Se está investigando en paralelo lo que podría ser un segundo dispositivo cuatro calles más al norte, pero eso no evitó que las autoridades comparecieran ante la prensa.

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, calificó el incidente de "muy serio" aunque aseguró que en este momento "no hay evidencias" que apunten a un acto terrorista. Trataba así de tranquilizar a los vecinos. "Seguimos investigando", comentó en rueda de prensa, mostrándose en todo caso muy prudente y eligiendo muy bien las palabras, "siempre estamos en plena alerta". El incidente tiene lugar el fin de semana previo a la cumbre de refugiados y la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU), que reúne a más de centenar de mandatarios.

Las autoridades están tratando de determinar lo que ha sucedido, aunque tratan el suceso como un crimen. "Pensamos que es un acto intencionado", añadió acto seguido el comisario jefe de la policía de Nueva York (NYPD), Jimmy O´Neill, "ahora estamos tratando de determinar la causa de la explosión y el motivo". El suceso tuvo lugar el mismo día en el que O´Neill se estrenaba en el cargo. Su predecesor en el cargo, William Bratton, se retiró formalmente este pasado viernes del cargo para decicarse a asesorar a ejecutivos de grandes empresas en materia de seguridad.

La explosión, según Reuters, se ha producido concretamente en el número 135, lado oeste, de la calle 23, frente a un edificio que alberga una asociación dedicada a la asistencia y a ayuda a las personas invidentes. Resultó ensordecedor, según los peatones. "Fue muy fuerte, me dolían los tímpanos, mi hijo de 10 años estaba en el asiento de atrás del coche y la explosión voló la ventana de la parte de atrás", dijo a esta agencia Tsi Tsi Mallett , que pasaba en su automóvil por la zona en ese momento.

El suceso ha encendido a las alarmas de las autoridades, sobre todo porque por la mañana, en el estado vecino de Nueva Jersey, otro artefacto explosivo estalló justo antes de comenzar una carrera solidaria en la localidad de Seaside Park, si bien no provocó heridos. El alcalde neoyorquino descartó que haya una conexión entre ambos incidentes. 

El Presidente estadounidense Barack Obama fue informado de la situación, dijo un funcionario de la Casa Blanca.

Desde Colorado, el candidato republicano a la presidencia, Donald Trump, comentó rápidamente los hechos, tiempo antes de que la información fuera confirmada y cuando aún se desconocía si se trataba de una bomba o no.

"Tengo que decirles que apenas me bajé del avión, una bomba explotó en Nueva York y nadie sabe qué está pasando", dijo Trump.

En tanto, el alcalde De Blasio y la policía de Nueva York hablaron en una  conferencia de prensa.

El alcalde dijo que “no hay evidencia de un ataque terrorista” ni de una “amenaza contra la ciudad de Nueva York”, aunque la explosión fue “intencional”.

También destacó que la explosión no está conectada con el accidente ocurrido en Nueva Jersey horas antes.

"Sea cual sea la causa, los neoyorquinos no seremos intimidados", dijo el alcalde.
(New York Post / El País/ infobae)