jueves, 18 de agosto de 2016

16:01:00
MÉRIDA, Yucatán, 18 de agosto.- Como una gran biblioteca del conocimiento se mantienen las Colecciones Zoológicas de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), espacio que resguarda y conserva ejemplares de animales terrestres y acuáticos que permiten el desarrollo de proyectos de investigación y sustentan trabajos de tesis de licenciatura y posgrado.

De izquierda a derecha, Eréndira Estrella Martínez y Juan Chablé Santos, técnico y responsable de las Colecciones Zoológicas; Celia Sélem Salas, investigadora de Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia; Silvia Hernández Betancourt, responsable de la Colección Mastozoológica y Lizbeth Chumba Segura, responsable del departamento de zoología de la licenciatura en Biología

El responsable las colecciones Juan Chablé Santos resaltó que este acervo es referente a nivel nacional e internacional por tener el 95% de las especies representativas de la región Sureste de México, esto es de Yucatán, Campeche y Quintana Roo.

En entrevista, explicó que el área de resguardo se inauguró hace 21 años, con el objetivo de preservar la biodiversidad del sureste del país.

El acervo, que incluye seis colecciones zoológicas y que cuenta con registro y permiso de colecta con fines de enseñanza, ante Sermanat, ha demostrado ser muy atractivo en distintos foros como en la Semana de la Investigación de Conacyt donde cautiva a pequeños y grandes con la presentación de ratones y murciélagos en sus diversas especies, por mencionar algunos.

Cabezas, cráneos y pieles son lo primero que se puede apreciar al entrar al edificio de resguardo, el cual está abierto a visitas guiadas, aceptando a niños desde preescolar hasta estudiantes de posgrado.

Las colecciones incluyen peces, anfibios y reptiles, aves, mamíferos, murciélagos, así como moluscos, crustáceos e insectos.

La colección ictiológica tiene más de 13 mil especímenes de 202 especies, y entre los que destacan las especies endémicas como peces ciegos y otros de cuerpos de agua de cenotes, cavernas inundadas, entre otros. Además, la colección herpetológica que ofrece 121 especímenes de 45 especies entre anfibios y reptiles.

La colección ornitológica cuenta con 358 ejemplares de 128 especies que representa el 28% de las aves del Estado de Yucatán.

Otras colecciones son la mastozoológica que tiene 1050 ejemplares de 79 especies y, la de quirópteros con un total de 648 ejemplares de 40 especies.

La colección de invertebrados es una de las más abundantes al contar con un total de 36,185 ejemplares, principalmente de moluscos, crustáceos y de insectos.

Entre los animales expuestos hay unos de tipo exótico y otros, considerados en peligro de extinción, los cuales se obtuvieron de decomisos de Profepa en años anteriores, o bien de donaciones particulares o recuperaciones como el caso de osos hormigueros (tamandúas) y rapaces que frecuentemente son atropellados en las carreteras estatales.

Peces ciegos, “chupacabras” y murciélagos

La investigadora Lizbeth Chumba Segura, responsable del departamento de zoología de la licenciatura en Biología y también responsable de la colección ictiológica explicó que éstas es la más antigua del acervo y que incluso fue motivo para la creación de la licenciatura en biología.

“La colección de peces ya existía como departamento de acuacultura y biología marina, cuando dependían del Centro de Investigaciones Regionales “Dr. Hideyo Noguchi”, de tal modo que cuando inició la Licenciatura en Biología ya teníamos una colección de peces de cenote”, recordó.

La académica dijo que para conformar esa colección se recorrió una buena cantidad de cenotes, alrededor de 80 localidades que permitió colectar todo lo representativo de especies de agua dulce.

De esta colección se destaca que se tiene un 90% de lo que se conoce de peces de agua dulce y un 40% de lo que se conoce de peces de agua marina. El otro porcentaje no se encuentra representada porque son especies de arrecifes, donde los estudios son de tipo observacional, censo visual y sin colecta.

Agregó que también hay especies representativas de cuerpos de agua, cenotes, manantiales, cavernas inundadas, especies endémicas como peces ciegos, así como una docena de especies que son colectadas de “localidades tipo”, esto es de sitios donde fue extraído el primer ejemplar que fue descrito por primera vez.

Sobre la colección mastozoológica explicó la responsable Silvia Hernández Betancourt que ésta colección aparece en el libro de Colecciones Mastozoológicas de México, desde el año 2008.

Esta también es regional y representativa de la zona sureste del país.

Cuenta con pieles y cráneos de jaguares como resultado del trabajo de investigación que se realizó en el año 1992 en la Reserva de Dzilam de Bravo, cuando los pobladores hicieron la donación.

Al igual, recordó, se tienen unos “chupacabras” que llegaron al edificio hace un par de años cuando se dio este fenómeno social, y que en realidad se trata de jaguarundis (gato moro, especie de mamífero carnívoro de la familia Felidae de pelaje pardo a negro uniforme) o carnívoros pequeños que la gente traía a este edificio con el fin de que se estudiara su comportamiento.

En cuanto a la colección de quirópteros o murciélagos, la investigadora Celia Sélem Salas explicó que se trata del grupo de mamíferos más abundante y diverso de la Península de Yucatán.

En la colección tenemos representado a 40 especies, lo cual representa el 29% de las especies a nivel nacional.

Esta colección es particularmente interesante porque es una de las más atractivas en las exhibiciones externas que se realizan y porque permite romper con los mitos que existen en torno a estos animales, dijo.

Uno de los mitos es que todos los murciélagos son vampiros, dijo, y los niños se dan cuenta que de las 138 especies a nivel nacional solo 3 especies de murciélagos se alimentan de sangre.

Entre los murciélagos hay especies que se alimentan de frutos y que contribuyen al traslado de semillas a sitios deforestados y con esto permiten la regeneración natural. Además, hay polinizadores del árbol sagrado de los mayas, la ceiba, de especies importantes agave y controladores de plagas de insectos, por mencionar algunos.

Por su parte, la técnico Eréndira Estrella Martínez explicó que para mayores informes sobre las visitas guiadas se pueden comunicar al departamento de zoología al teléfono 9423200 ext. 18 (Boletín)