domingo, 10 de julio de 2016

14:42:00
DALLAS, Texas, 10 de julio.- Muy diferentes son las imágenes que están mostrando la violencia en estos días de ira en Estados Unidos. Sin embargo, esta foto de Reuters es una excepción. El abrazo entre un policía y un niño.

El agente puesto casi de rodillas con el fin de estar más cerca del niño: la cabeza del pequeño descansa sobre un hombro del hombre y su mejilla. Un gesto tranquilizador, mientras la mano del oficial sostiene una rosa. La del niño parece acariciar las esposas que cuelgan del cinturón del agente. 


No se conoce (todavía) la identidad del hombre y el niño. Pero es irrelevante. Se mantiene la ternura de ese gesto hecho en el cementerio en Dallas. (Repubblica)