miércoles, 23 de marzo de 2016

17:37:00
MÉRIDA, Yucatán, 23 de marzo.- La Comunidad Musulmana Ahmadía de Mérida condena firmemente el ataque terrorista en el aeropuerto de Bruselas, que dejó al menos 30 muertos y decenas de heridos.


A través de un comunicado de prensa, el imam Azhar Goraya informó que llevarán a cabo una presentación abierta respecto a estos acontecimientos tan lamentables.

Tema: El Ataque en Bruselas: Islam- ¿Una Religión de Terrorismo o Paz?

Fecha: 24 Marzo 2016

Hora: 19:00-20:00 (7 pm – 8 pm)

Ubicación: La mezquita (Calle 60 x 51 Centro Mérida)

Entrada Libre. Sin costo.

“Nuestras sentidas oraciones están con las víctimas de estos ataques y todos aquellos que han sido afectados.”, dijo el Khalifa del Islam y lider de la comunidad Musulmana Ahmadía mundial, Hadhrat Mirza Masroor Ahmad. “Que los autores de este acto malvado, sean llevados sin demora ante la justicia".

“Oramos por la pronta recuperación de los heridos y ofrecemos nuestras más profundas condolencias a las familias y amigos de las víctimas”, expresó el imam.

Acerca de la Comunidad Musulmana Ahmadía

La Comunidad Musulmana Ahmadía es un movimiento internacional dinámico, reformista y de rápido crecimiento dentro del Islam. Fundada en 1889, la Comunidad Musulmana Ahmadía se ha extendido por más de 200 países con una membresía superior a decenas de millones de seguidores.

La Comunidad Musulmana Ahmadía es la única organización Islámica en creer que el tan esperado Mesías ha venido en la persona de Mirza Ghulam Ahmad (1835-1908) de Qadián, India.

Ahmad dijo ser la segunda venida metafórica de Jesús de Nazaret y la guía divina, cuyo advenimiento fue predicho por el Profeta del Islam, Muhammad.

La Comunidad Musulmana Ahmadía cree que Dios envió a Ahmad, como a Jesús, para poner fin a las guerras religiosas, condenar el derramamiento de sangre y busca restituir la moral, la tolerancia, la justicia y la paz. La venida de Ahmad ha traído consigo una era sin precedentes de renacimiento islámico y de moderación en relación a otros credos religiosos. Él despojó a los musulmanes de creencias y prácticas fanáticas defendiendo vigorosamente la verdad del Islam y sus enseñanzas esenciales reforzando el mandato: no habrá coacción en la religión. (Boletín)