miércoles, 5 de febrero de 2014

22:23:00
Alfonso Peniche Manzano

Fuimos CINCO personas, tres mujeres y dos hombres, la mayoría perteneciente al Colectivo "Poder Ciudadano 4 de Julio" las que hace OCHO días por la noche, decidimos hacer uso del derecho constitucional de la libre expresión en forma pacífica, cinco personas que extendimos dos lonas o mantas donde expresamos nuestros pensamiento y sentimiento acerca de la Senadora Angélica Araujo por el saqueo desmedido que hizo al patrimonio de los meridanos.

Las tres mujeres se plantaron con una manta en el "chaflán" de la 60 con Av Colón del lado del Fiesta Americana y nosotros enfrente en mismas calles pero del hotel Hyatt, los que pasaban caminando y los que les tocaba alto por cualquiera de las dos calles antes mencionadas, nos manifestaban su apoyo tocando el claxón o levantando el pulgar hacía arriba, cuando súbitamente un grupo de aproximadamente veinte individuos regordetes, "colises" y otros jóvenes fuertes, la mayoría con camisas y logo del FUTV, arremetieron en forma cobarde, con lujo de fuerza y prepotencia contra las tres mujeres a quiénes la zamarrearon y empujaron hasta quitarles la lona y darse a la fuga rumbo a la gasolinera de San Fernando, ante éste panorama replegamos a las mujeres con nosotros, nomás para que de inmediato, la misma turba se fuera contra nosotros dos, tal y como se ve en las fotos que andan circulando en las redes. Pero quién mando a éstos golpeadores, émulos de "Calín" aquél pelafustán exonerado del 4 de Julio? Lo que nos consta es que eran un grupo cerca de 20 con camisas y logo del FUTV, parados en Oxxo que fue el lugar de reunión y que cuándo salimos, son los que nos siguieron a los lugares donde desplegamos las mantas, éstos esquiroles quién los envío, quién los contrató para tal acto cobarde?

Llama la atención que pese a ver convoyes de policías armados hasta los dientes a escasos 5 metros de nosotros, NINGUNO haya intervenido ante éste acto violento y gansteril, acaso no para eso los mandaron, para cuidar y preservar el orden, luego entonces quién NO dió la orden de actuar? Las cámaras de vigilancia que tanto presume el Gobierno del Estado, nomás no había NINGUNA, pese a que allí se encuentran cuatro hoteles de cinco estrellas y pese a que se desarrolla un evento con presencia de Senadores del PRI y sus satélites, pese a eso, no hubo cámara alguna. El que las mantas dijeran "CHULADA DE SENADORA, nos dejó sin luz y se llevó la lana, hizo un hoyo en montejo y nos mando madrear, LA METIERON AL SENADO PARA PROTEGERLA", la otra rezaba: Angélica Araujo, REGRESA lo que te robaste y dos más: No + impunidad y 4 de Julio NO se olvida; no creo que el contenido haya enojado a los gamberros, ya que ni las leyeron, ellos fueron por lo que los contrataron, agredir cobardemente sin importar sexo ni edad, como auténticos checas, xkaues de triste y doloroso recuerdo, fueron a realizar su acción delicuencial y punto.

Ante ésta agresión, nos desean mandar el Gobierno del Estado un mensaje, que NO tolerará la libertad de expresión, pese a quién le pese, de paso y sin pensarlo éste Goberno de Rolando Zapata Bello, ya será conocido como REPRESOR de la libre expresión y apenas vamos por el primer año y cuatro meses; lo de ser el estado más seguro del País se viene para abajo ante éste hecho repudiado por la ciudadanía. Porqué menciono como responsable al actual Gobernador porque simplemente él es constitucionalmente el encargado de velar por la seguridad e integridad física de los ciudadanos y no quisiera pensar que éste acto violento y cobarde, lo hayan orquestado otras fuerzas políticas a sus espaldas, sería terrible, éste escenario; pero como quiera que sea, Rolando Zapata Bello deberá expresarse públicamente en relación a éste despreciable hecho, posicionarse de inmediato es lo conveniente, mandar a los trolles a descalificarnos o a agredirnos, es y será funesto.

Exhorto a todos los ciudadanos libres así como a las organizaciones cíviles, empresariales, juveniles y campesinas a que unamos nuestros esfuerzos a que no callemos, pues lo que buscan es que nos desanimemos y claudiquemos en ésta lucha desigual porque se acabe la IMPUNIDAD que ha echado raíces en Yucatán, levantemos la voz y sigamos en la lucha; mirar para atrás; ni para tomar empuje.