martes, 30 de octubre de 2018

16:53:00
Eduardo Ibarra Aguirre / 31-X-18

Una anticipación del futuro (augurio) del banco suizo UBS da clara idea de la magnitud de la ofensiva mediática, política y financiera en marcha en contra de Andrés Manuel López Obrador como presidente electo y en funciones plenas dentro de un mes, cuando no lo será de “la minoría rapaz” mexicana y de la global, como insistió en explicarlo el lunes 29 al valorar los resultados de la encuesta realizada del 25 al 28 de octubre y en la que ganó dos a uno pese a la apabullante propaganda del poderoso oligopolio mediático en contra, la propuesta de la base militar de Santa Lucía (Tizayuca, Hidalgo), la modernización del Benito Juárez en la Ciudad de México y el aprovechamiento de la capacidad instalada (8 millones) en el aeropuerto de Toluca, que ahora atiende a 600 mil pasajeros al año.

Sin mayor argumentación que la decisión de hacerle a la pitonisa para defender intereses de los que usan la banca Suiza para eludir sus obligaciones fiscales con el Estado mexicano y quizá hasta lavar dinero, UBS sostiene:

“Nuestra perspectiva sobre México sigue siendo cautelosa. Vemos la posibilidad de que un referendo público sea aprobado como una forma constitucionalmente válida de hacer cumplir los cambios en el futuro, incluida la posibilidad de extender el mandato presidencial de seis años. El uso de reservas en el banco central también podría estar sujeto a la elección de la gente” (La Jornada, 30-X-18). Para UBS, el tema más importante para los inversionistas debe ser el de la figura de referendo, no el aeropuerto en sí mismo.

Y en total especulación de UBS para aterrorizar, como lo hace el duopolio de la televisión y el oligopolio de la radio, por medio de casi todas sus “estrellas”, menciona que una iniciativa del Partido del Trabajo ya fue presentada en la Cámara de Diputados para que la reserva de divisas del banco central sea utilizada en financiar infraestructura pública, un fin no considerado en la Ley del Banco de México.

Las afirmaciones son inexplicables sin los compromisos reiterados por AMLO el lunes pasado y que resumen pronunciamientos hechos a lo largo de la pasada campaña presidencial, de las dos anteriores en que participó en 2006 y 2012 y recogidas en la mayoría de sus 17 libros con ventas sin precedente en su género y con presentaciones multitudinarias.

Nada nuevo expresó López Obrador el día 29: “El gobierno no estará al servicio de una minoría. Prevalecerá, les guste o no, el interés general. ¡Imagínense, el Estado supeditado a los mercados financieros! Desde ahora hay una frontera entre el poder político y el económico”. Incluso como presidente electo sostuvo lo anterior en varias ocasiones, pero la voracidad envuelta en frivolidad de los dueños de México y sus abundantes y talentosos intelectuales, los condujo al reduccionismo de que “todavía está en campaña” y “no entiende que ya terminó”.

La campaña concluyó hace cuatro meses, mas no la continuidad de un discurso político y de una visión de país, resumidas en la tesis de la cuarta transformación que no pocos ridiculizan, pero sin los cuales difícilmente conquistaría los 30.1 millones de votos o el 53 por ciento de la votación, sin contar los que le robaron, al decir del mismísimo Luis Carlos Ugalde.

Importa subrayarlo porque a esta altura de la contienda los magnates mexicanos no tienen derecho a cometer errores tan elementales, como descubrir que “AMLO nos engañó”, como dice el burócrata mayor de la Coparmex, mientras que los del exclusivo Consejo Mexicano de Negocios no se ensucian las manos porque saben muy bien que el mayor de los desacuerdos con un gobierno es preciso negociarlo, pero antes golpearlo con los organismos de la masa empresarial.

Acuse de recibo

Otro párrafo del comentario de Jorge Rogelio Castro: “Un abrazo mi querido y respetado periodista Eduardo Ibarra por tu lucha hacia lo mejor y más limpio y transparente como renovador de la republica desde las comunicaciones. Sin pago de cuotas de carreteras hasta la libertad de que cada quien pueda tener su avioneta o mini jet con aeropuertos privados, como en Estados Unidos de América. Y libertarios con regulación y control de una  vigilancia de seguridad policiaca y judicial que no contamine el buen vivir de una sociedad que quiere paz, autosuficiencia y lejos de controles y extorsiones de los que presumen una efímera chapita de poder, de falso control personal entre las dos mafias del supuesto poder que sólo lo tiene la ley, el derecho natural y jurídico, y la decencia en el país, que lo que quiere México y el mundo es paz y prosperidad, infraestructura compartida con quienes saben, Japón para los ferrocarriles y aviones; Alemania y EUA, los barcos; los británicos, constructores”… De Moisés Edwin Barreda: “Mi estimado Ibarra, tus utopías son muy buena brújula, ¿me harías el favor de enviárselas al doctor Ondarza? Sería de las mejores que tiene tan útiles para su carrera de luchador social desde su sitio de eminencia médica”.

http://www.forumenlinea.com/    https://www.facebook.com/forumenlinea    forum@forumenlinea.com     @IbarraAguirreEd

0 comentarios: