martes, 30 de octubre de 2018

08:59:00
MANILA, Filipinas, 30 de octubre de 2018.- Se acabó la fiesta. Desde el viernes pasado, 17 mujeres filipinas permanecen detenidas en Arabia Saudí después de que un grupo de agentes de la inteligencia saudí entraran en un local de Riad donde se celebraba una fiesta de Halloween y arrestaran a los asistentes. En el local había hombres y mujeres.

"Las leyes de Arabia Saudí prohíben estrictamente a hombres y mujeres solteros ser vistos juntos en público", ha recordado este martes el Departamento de Asuntos Exteriores de Filipinas en un comunicado. "Los agentes acudieron al lugar después de que varios vecinos se quejaran del ruido", según informa este departamento. 


Las arrestadas se encuentran en la prisión de Al Nisa de Riad. El embajador filipino en Arabia Saudí, Adnan Alonto, ha solicitado poder visitarlas y tener información más detallada sobre los cargos de los que se las acusa, algo que todavía no está claro. Pero aún no ha obtenido respuesta.

Las autoridades saudíes alegan que los organizadores de la fiesta no contaban con los permisos adecuados para organizar el evento, pero desde la embajada filipina consideran que lo que pudo suceder es que en la fiesta había hombres y mujeres, algo que está prohibido en el país.

El Departamento de Exteriores de Filipinas ha pedido a los trabajadores emigrantes filipinos en Oriente Próximo que "respeten las tradiciones locales" y las leyes de estos países. (EFE)

0 comentarios: