martes, 18 de septiembre de 2018

12:09:00
MOSCÚ, Rusia, 18 de selptiembre de 2018.- El avión ruso Il-20 desaparecido de los radares este martes fue derribado por un misil antiaéreo de sistema S-200 sirio después de que pilotos israelíes lo utilizaran como escudo, provocando su derribo. Así lo ha denunciado hoy el Ministerio de Defensa de Rusia a través de un comunicado.

"Quince militares rusos han muerto por culpa de las acciones irresponsables de Israel en Siria", reza el texto del Ministerio. El Il-20 dejó de emitir señales este lunes alrededor de las 22.00 hora de España sobre el mar Mediterráneo, cuando se disponía a regresar a la base rusa de Jmeimim. Se encontraba a 35 kilómetros de la costa siria.

Según este comunicado, la aviación israelí "creó deliberadamente una situación peligrosa" para los buques de superficie y las aeronaves en la zona, ya que el bombardeo se llevó a cabo cerca de la fragata francesa Auvergne y en las inmediaciones del avión IL-20, que en esos momentos se preparaba para aterrizar.

El avión ruso desaparecido con 15 militares fue derribado por la defensa antiaérea siria. (EL MUNDO)

"Consideramos que estas acciones provocadoras de Israel son hostiles", destacó el comunicado. "Nos reservamos el derecho a dar la respuesta adecuada".

La culpa del derribo del avión ruso Il-20 cerca de la costa siria "recae por entero" sobre Israel, ha dicho el ministro ruso de Defensa, Serguei Shoigu, en una conversación telefónica con su homólogo israelí, Avigdor Lieberman.

Moscú culpa a los pilotos israelíes, pues colocaron al avión ruso bajo el fuego de la defensa aérea de Siria. Así, el IL-20 ruso, cuya superficie es mayor que la de un F-16, fue derribado por un misil C-200. Las fuerzas rusas en Siria no fueron advertidas de la operación planeada por Israel. La notificación a través de la 'línea directa' se recibió menos de un minuto antes del ataque, lo cual no permitió que la aeronave rusa fuera llevada a una zona segura, según un comunicado del ministerio. Los primeros restos humanos y de fuselaje del avión derribado ya han sido recuperados por la Armada rusa.

Rusia ya ha convocado al embajador de Israel en Moscú tras el derribo del avión militar, ha anunciado el ministerio ruso de Exteriores. En Israel, un portavoz del ministerio de Exteriores ha rehusado comentar esta convocatoria, afirmando no tener "nada que decir" al respecto.

El aparato desapareció de los radares durante el ataque de cuatro cazas F-16 de la Fuerza Aérea Israelí contra objetivos sirios en la provincia de Latakia, donde se encuentra la base desde la cual Rusia dirige su intervención armada en Siria. Al mismo tiempo, el control de radar ruso del espacio aéreo registró el lanzamiento de cohetes desde la fragata francesa Auvernia, que se encontraba en la zona.

Según funcionarios sirios, siete personas resultaron heridas en el ataque, que duró una hora. Comenzó alrededor de las 22.00, hora local, y tuvo como objetivo una central eléctrica, así como dos instalaciones pertenecientes al ejército sirio. Funcionarios locales aseguran que el ataque fue "del extranjero" y que llegó "desde el mar", pero inicialmente no pueden corroborar los indicios de que Israel esté detrás de la incursión.

El Ilyushin 20 (IL-20) es un avión de vigilancia equipado con una amplia gama de antenas, sensores infrarrojos y ópticos. Incluye un radar y una conexión por satélite que permite a los militares rusos controlar el cielo sirio en tiempo real.

El ataque a Latakia se produce horas después de que Rusia y Turquía acordaran la desmilitarización parcial de la provincia de Idlib, el último bastión de las fuerzas antigubernamentales que queda activo.

Israel responsabiliza a Siria

"Israel expresa su dolor por la muerte de los miembros del avión ruso derribado por fuego antiaéreo sirio", ha señalado el Gobierno israelí en un comunicado militar en el que considera al régimen de Asad como "responsable de este desafortunado incidente", según informa Sal Emergui desde Jerusalén.

En su reacción, definida como inédita, el ejército israelí reconoce que sus cazas de combate alcanzaron anoche "una instalación del Ejército sirio con sistemas para fabricar armas letales y de precisión que iban a ser enviados en nombre de Irán a Hizbulá en el Líbano".

"Estas armas estaban destinadas a atacar a Israel y representaron una amenaza intolerable contra ella", ha denunciado el portavoz del ejército, que además revela dos datos clave en sus explicaciones a Rusia: por un lado, dice que el avión ruso no estaba en la zona de la operación en el momento del ataque aéreo y por otro, asegura que "cuando el ejército sirio disparó misiles que alcanzaron el avión ruso, los cazas del ejército israelí ya estaban en el espacio aéreo israelí".

"Hay una estrecha cooperación con Rusia", nos decía este año un destacado oficial israelí en relación al mecanismo de coordinación creado entre los dos países para "evitar accidentes o malentendidos" de sus fuerzas armadas en Siria.

En sus frecuentes reuniones en los últimos dos años, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha reiterado al presidente ruso, Vladimir Putin, que su país "no permitirá que Irán se afiance militarmente en Siria para convertirlo en una plataforma de ataque contra Israel, ni la transferencia de arsenal sofisticado al grupo terrorista Hizbulá".

En los últimos años, Israel ha realizado numerosos ataques contra objetivos militares iraníes y del grupo libanés Hizbulá en Siria sin asumir de forma inmediata su autoría. En esta ocasión, no ha tenido más remedio que salir al paso, entre otros motivos para intentar salvar la cooperación con Rusia respecto a Siria. (Xavier Colás / El Mundo)

0 comentarios: