martes, 18 de septiembre de 2018

17:13:00
CIUDAD DE MÉXICO, 18 de septiembre de 2018.- Recientemente se dio a conocer que dos osos grizzly acabaron con la vida de Mark Uptain, un guía de caza de 37 años y padre de cinco hijos, luego de que su compañero, Corey Chubon, lo abandonara.

Según información del portal Jackson Hole News & Guide, el incidente ocurrió el pasado 14 de septiembre, cuando los dos hombres encontraron el cuerpo intacto de un alce al que habían herido el día anterior en Wyoming.  Luego del hallazgo, montaron a la presa sobre un caballo.

Para su mala suerte, en ese momento fueron asaltados por dos plantígrados, una madre y su cría.

La víctima de los osos.

En un intento por defenderse, Chubon disparó su pistola pero no acertó.  Por el ruido del arma, el enorme mamífero atacó a Uptain y lo arrastró por el bosque.

Sin pensarlo dos veces, Chubon aprovechó para huir del lugar, no sin antes afirmar que arrojó su arma para que su compañero se defendiera con ella.

Los servicios de emergencia lo trasladaron a un hospital donde le atendieron de sus heridas en el torso, un brazo y una pierna.

Tristemente, Uptain apareció  muerto al día siguiente a 400 metros de distancia. El análisis forense de su cadáver indicó que murió a consecuencia de las heridas que sufrió en la cabeza y el pecho.

Lo más curioso del caso, es que los rescatistas no encontraron la pistola que Corey asegura aventó.

El 16 de septiembre, los empleados del Departamento de Caza y Pesca del Estado de Wyoming mataron a los dos osos 'sospechosos' de haber participado en el ataque a los cazadores. (Excélsior)

0 comentarios: