viernes, 13 de julio de 2018

19:10:00
CARACAS, Venezuela, 13 de julio de 2018.- El expresidente Hugo Chávez sigue generando polémicas cinco años después de su muerte. Por primera vez un oficialista como Diosdado Cabello, el número dos del régimen de Nicolás Maduro, confirma que el difunto no murió el 5 de marzo de 2013, sino dos meses antes, el 28 de diciembre de 2012, según lo acaba de revelar la exfiscal Luisa Ortega Díaz.

Ha sido durante una entrevista concedida por Ortega a la periodista Sebastiana Barráez en Bogotá, publicada por el portal Punto de Corte del chavista disidente Nicmar Evans y que fue censurada por el régimen y sacada de circulación, lo que muestra la línea oficial de mantener ocultas las informaciones que comprometen su permanencia en el poder.

Hugo Chávez, el difunto presidente de Venezuela.

En la entrevista, la fiscal general destituida hace un año por cuestionar la ruptura constitucional revela detalles de las relaciones entre Maduro y Cabello y confirma las condiciones fraudulentas en las que se produjo el traspaso de mando entre Chávez y su heredero, informaciones ya publicadas por ABC, y las acusaciones judiciales contra Maduro.

Hugo Chávez murió de un agresivo cáncer denominado «rabdiomiosarcoma» en el bajo vientre, que fue tratado en Cuba. El chavismo mantuvo su enfermedad y posterior fallecimiento en total secretismo. La verdad implica graves acusaciones jurídicas y legales sobre la permanencia fraudulenta de Maduro en el poder desde el principio.

Ortega se desmarca

Luisa Ortega aclara que no estuvo vinculada con las decisiones que se tomaron tras el fallecimiento real de Chávez para evitar la transición que establece la Constitución nacional sobre la muerte y abandono absoluto del cargo presidencial.

«Si yo hubiese participado de las decisiones que tomaron en ese momento, lo diría (2012). Lo que sí te puedo decir, es que yo estaba fuera del país el día 28 de diciembre y me llama Diosdado: 'Vente, que Chávez se murió’. Pero después me llama para decirme que no se murió», explicó en la entrevista.

Dijo que nunca le entregaron el acta de defunción del presidente. La muerte del antecesor de Nicolás Maduro fue anunciada el 5 de marzo de 2013 y sus funerales duraron nueve días. «Siempre pedí el acta de defunción de Chávez, el tema de las hijas, de las otras hijas que tenía, todas esas cosas; incluso, tenemos una investigación sobre ese caso», manifestó al portal web.

Cuando se le preguntó si era el cuerpo de Chávez en el cofre que se presentó al público durante los doce días del funeral en un ambiente cálido tropical de la Academia Militar en Caracas, la fiscal respondió: «No sé si era él quien estaba en el ataúd, tampoco sé si realmente venía en ese cajón desde el Hospital Militar, a las 12 del mediodía, hasta Fuerte Tiuna, con ese sol inclemente, lo que atenta contra la conservación del cadáver», agregó la fiscal.

Conflicto entre Cabello y Maduro

Luisa Ortega también reveló que existe un conflicto entre Diosdado y Maduro. «Diosdado me dijo que él iba a ser el próximo candidato y yo no sé qué pasó ahí. Pero Diosdado está convencido de que en las elecciones, que debieron ser en diciembre de este año, él sería el candidato. Ahí indudablemente hubo un conflicto de poder. Ellos se ponen de acuerdo porque lo que están defendiendo es ese grupo delincuencial y, como todo delincuente, tienen códigos y saben que deben permanecer unidos; de lo contrario, los van a derrotar y a enjuiciar». (Ludmila Vinogradoff)

0 comentarios: