viernes, 13 de julio de 2018

19:40:00
LONDRES, 13 de julio de 2018.- El presidente Trump se ha retractado ante la 'premier' Theresa May y ha prometido respaldar "cualquier tipo de Brexit" que negocie con Bruselas y llegar a un acuerdo comercial "sin restricciones" entre Estados Unidos y el Reino Unido. El propio Trump calificó como "fake news" algunas de sus explosivas declaraciones al tabloide The Sun, al que acusó de ocultar su verdadera opinión sobre May: "Creo que está haciendo un trabajo magnífico".

"Nuestra relación especial con el Reino Unido está en el punto más alto", declaró Trump al término de su reunión con la 'premier' en la mansión de Chequers. "He conocido a Theresa May mejor estos dos días que todo el tiempo que ha discurrido antes. Hemos desayunado juntos, comido juntos, cenado juntos... Hablando con ella y con los expertos, he llegado al convencimiento de que nuestra relación comercial se puede multiplicar por dos, tres o cuatro".

El presidente Donald Trump sujeta la mano de la primera ministra Theresa May antes de la rueda de prensa conjunta en Chequers. (Pool)

"Todo depende de lo que negocien al final con la UE y si podemos y tener un relación entre iguales", declaró Trump. "Porque la Unión Europea se está portando de una manera horrible con el Reino Unido y está jugando con ventaja. Ponen barreras a nuestros productos agrícolas, a nuestros coches... Es una relación muy desigual y eso tiene que acabar".

"Prefiero tener a May como amiga que como enemiga"

Trump reconoció haber "sugerido" a May una solución "tal vez un poco brutal" en las negociaciones con Bruselas, pero dijo confiar en ella: "Es una negociadora dura, determinada y capaz. Prefiero tenerla como amiga que como enemiga".

Mirando de reojo a su anfitriona, bajo el sol radiante e inusual de la campiña inglesa, el presidente norteamericano reiteró sin embargo su opinión sobre el ex secretario de Exteriores Boris Johnson: "Diré lo mismo que dije en la entrevista. Boris Johnson es alguien a quien le gusto y que va diciendo cosas buenas de mí. Creo que un político muy capaz y que sería un buen primer ministro".

Theresa May eludió la mención a su ministro dimisionario, pero entró directamente al trapo en la insinuación de Trump de que su plan para el Brexit no es lo que votaron los británicos. "Vamos a irnos de la UE y vamos a hacerlo el 29 de marzo el 2019", declaró May. "Y mi plan cumple con lo que votaron los británicos. Va a acabar la libertad de movimientos, vamos a dejar de estar bajo la jurisdicción europea, vamos a estar fuera de la unión aduanera, lo que nos va a permitir llegar a acuerdo comerciales con otros países en todo el mundo".

La conferencia de prensa de los dos mandatarios en Chequers coincidió con el arranque de la manifestación que ha convocado a decenas de miles de británicos en las calles de Londres. Entre ellos, el ex viceprimer ministro y liberal-demócrata Nick Clegg y el ex líder laborista Ed Miliband, que proclamaron abiertamente: "Los valores de Donald Trump no son nuestros valores".

Trump se llegó a a disculpar personalmente por la portada de The Sun, que proclamaba su desdén hacia el plan de May para el Brexit y anticipaba que el acuerdo comercial con Estados Unidos estaba "muerto". "No hay que preocuparse, son cosas de la prensa", llegó a decir la primera ministra. Durante la comparecencia ante los medios en Chequers, Trump buscó como de costumbre a la prensa afín y preguntó a los periodistas de The Sun: "¿Cuántos elogios le dediqué a la Primera Ministra en la entrevista? ¿Y dónde han salido publicados? Posiblemente, en internet...".

En su comparecencia, Trump anticipó que pondrá sobre la mesa todas las cartas en su reunión con Putin, incluida la "interferencia" rusa. "Admito que hay grandes expectativas ante ese encuentro, pero mi intención no es otra que mantener buenas relaciones con Rusia, como quiero también buenas relaciones con China", dijo Trump. May expresó su confianza de que Trump acuda al encuento de Helsinki desde una posición de fuerza y que saque a colación "los alarmantes casos de intoxicación con agente nervioso Novichok en el Reino Unido".

Trump rompe el protocolo y se adelanta a la Reina

Donald Trump rompió doblemente el protocolo en su encuentro con la reina Isabel II en el Castillo de Windsor. Primero no hizo la reverencia de rigor en el momento de las presentaciones y luego se anticipó a la monarca mientras pasaban revista a la guardia real en el patio del castillo.

 Tras su atropellado paso por Londres, donde evitó actos oficiales para esquivar las protestas, Trump y Melania partieron en el Airforoce One hacia Prestwick, en Escocia, a donde llegaron a última hora de la tarde.

El presidente y la Primera Dama planean pasar el fin de semana en club de golf de Turnberry, de su propiedad, antes de partir el lunes hacia Helsinki para su encuentro con Vladimir Putin. (Carlos Fresneda / El Mundo)

0 comentarios: