miércoles, 18 de abril de 2018

13:34:00
Pedro Echeverría V.

1. Escribe hoy el columnista Enrique Galván: Faltan dos meses y medio para (los comicios) el primero de julio y Andrés Manuel López Obrador (AMLO) sigue encabezando la intención del voto (44.4 por ciento, de acuerdo con el índice electoral Bloomberg). Surge el TUCAMLO –todos unidos contra AMLO– con la clara finalidad de bajarlo y cerrarle el paso a Los Pinos. Hacen causa común el empresario Carlos Slim y el hermano de la ex subsecretaria de Población de la secretaría de Gobernación y diputada priísta, Mercedes Guillén Vicente. (El hermano en cuestión es el subcomandante Marcos, hoy Galeano). ¿Puede imaginarse pareja más dispareja que la de Slim y Marcos? Por supuesto, son activos miembros del Tucamlo los otros candidatos: Meade, Anaya, Margarita y El Bronco Rodríguez. Los consejeros del INE –encabezados por Lorenzo Córdova– que subieron a Margarita y los cuatro magistrados que hicieron lo mismo con El Bronco, a pesar de las irregularidades que cometieron en la colecta de apoyos.

2. Por otro lado, el subcomandante Galeano (antes subcomandante Marcos) del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), afirmó que “la izquierda institucional está tan embriagada celebrando un triunfo que todavía no tiene en la mano, que no se da cuenta por dónde viene el fraude y no tiene un plan B. Agregó que con la aceptación de Margarita Zavala y de Jaime Rodríguez El Bronco como candidatos presidenciales independientes, le están marcando por dónde va el fraude”. El dirigente del EZLN siempre ha tenido mucha claridad e inteligencia, aunque nunca ha apoyado a la centroizquierda electoral; sin embargo no ha dejado de opinar sobre estos acontecimiento. Sería interesante que siguiera escribiendo o declarando sobre el futuro político porque por sus lecturas y experiencias podría ayudar a la escasísima o débil izquierda que existe en México. No sé quién es Marcos ni si Mercedes Guillén es su hermana; pero si lo fuera, hay de todo entre hermanos.

3. Slim, siendo uno de los hombres más ricos del mundo, por lo menos de México, goza de mucha influencia entre los personajes más poderosos. Se publicó hace más de un año que es amigo del presidente Trump o su socio en algunos negocios. Así que al diferir ese magnate transnacional con el candidato López Obrador acerca de la construcción del aeropuerto, no es cualquier cosa. Slim, Bailleres, Larrea, como grandes multimillonarios tienen a sus candidatos y les hacen llegar financiamiento para su campaña con el fin de asegurarse contratos. Si López Obrador se enfrenta con estos de la “mafia del poder”, puede estar preparando su “tercera derrota”. Pero ello lo hemos previsto desde 2006 cuando en reunión empresarial se dio la orden de que López Obrador no podría ser presidente. Así que podría ser esta “provocación Slim” el inicio del golpeteo que puede comenzar a inclinar las encuestas a favor del candidato de Salinas, Fernández de Cevallos y demás aliados.

4. La realidad es que en lo personal a Marcos, a López Obrador y a algunos izquierdistas activos, de base, les guardo mucho respeto por sus batallas, sabiendo que “no se ha dicho la última palabra” ni se ha probado “quién tiene la razón o la verdad”. Además cada día estoy más convencido por Nietzsche de que “no existen las verdades y que todas son interpretaciones”; así que en este campo hay que ser más ligero y menos categórico. De lo único que creo estar cierto es que existe una profunda desigualdad social, política, económica, en México y en el mundo, creada por el sistema capitalista de explotación y opresión de unos pocos grandes políticos y empresarios; que éste debe acabarse y enterrarse con nuestras batallas en las calles o en cualquier lugar donde estas se presenten. Dejar de pensar y de llevar éstos a la práctica, es morir. Y aunque el pesimismo nos invada por derrotas, tenemos que seguir con las esperanzas que nos queden. (18/IV/18)

Http://pedroecheverriav.wordpress.com

Alterar26@gmail.com

0 comentarios: