lunes, 12 de febrero de 2018

12:17:00
MADRID, 12 de febrero de 2018.- La cuenta atrás está en marcha. El Reino Unido tiene la mirada puesta en el próximo 19 de mayo, fecha en la que el príncipe Harry y Meghan Markle protagonizarán una de las bodas del año. Mientras la expectación crece, se disparan las apuestas y el condado de Berkshire se prepara para un lleno completo, el Palacio de Kensington revela, paso a paso, cómo será el gran día.
El Príncipe Harry y Meghan Markle llegan a los Premios anuales Endeavor Fund en el Goldsmiths' Hall de Londres (John Stillwell / PA)

Será a las 12:00 de la mañana en la Capilla de San Jorge del Castillo Windsor cuando Meghan Markle “desfilará” hacia el altar en donde le estará esperando el príncipe Harry. El reverendo David Conner, será el encargado de dirigir el servicio religioso en el que Justin Welby, Arzobispo de Canterbury, oficiará en el momento en el que la pareja haga sus votos matrimoniales. La hora del enlace ha supuesto un alivio en el Reino Unido ya que ese mismo día pero a las cinco de la tarde hay otro gran evento de los que paraliza al país. Ese sábado se celebrará  también una de las citas deportivas más importantes del Reino Unido, la final de la FA Cup (Football Association Challenge Cup) 2017-2018, la competición de fútbol más antigua del mundo, una de las más reconocidas y que tradicionalmente preside el Duque de Cambridge.


El Arzobispo de Canterbury oficiará la misa de la boda, que se celebrará en la Capilla de San Jorge del Castillo de Windsor.

En torno a la 13:00, cuando ya sean oficialmente marido y mujer, Harry y Meghan cumplirán con su cita con los británicos y, después de bajar la escalinata, harán un amplio recorrido a bordo de un carruaje. Este será uno de los momentos más esperados, ya que es el momento en el que ciudadanos y turistas podrán felicitar a la pareja. La procesión de carruajes saldrá del Castillo Windsor y recorrerá las calles de Castle Hill, High Street, Sheet Street, Kings Road, Albert Road o Long Walk para regresar de nuevo al castillo. La pareja confía que este recorrido proporcione la oportunidad al máximo número de personas de “disfrutar de una atmósfera tan especial”.

Mientras la pareja recorre el corazón del condado de Berkshire –localidad en las que se dispararon la reservas hoteleras desde que se confirmó la fecha de la boda-, los Windsor y sus invitados se trasladarán a una de las salas más imponentes del Castillo Windsor, el St George's Hall, para una recepción a la que se unirán Harry y Meghan después de su recorrido. Se trata de un salón de cincuenta y cinco metros con una bóveda de madera de roble con artesonados góticos en donde se celebran espectaculares banquetes de Estado. (HOLA)

0 comentarios: