viernes, 22 de diciembre de 2017

12:58:00
Pedro Echeverría V.  

1. Después de haberle rementado la madre al presidente Peña Nieto, a sus ministros, diputados y senadores por haber elaborado, aprobado y promulgado la muy odiada por el pueblo –por fascista- la llamada Ley de Seguridad Interna (LSI), pensé que ellos no son los únicos culpables. Me pregunté: ¿Quién los puso y quien permite que estén en el gobierno durante años y décadas, sino es el mismo pueblo que no los saca a patadas de los cargos que ocupan por mentirosos y ladrones? Si todos los trabajadores y sus familias estuvieran protestando, bloqueando las calles, no habría ningún ejército o marina que se atreviera a disparar contra ellos porque inmediamente estallaría una gran revolución.

2. Pero luego pensé: ¿Es el pueblo el culpable o son los medios de información, particularmente la televisión, la que aprovechando al pueblo sin capacidad de diferenciar y comprender, le mete en la cabeza todas las mentiras y las formas de corrupción. El pueblo cansado, explotado y jodido trata de descansar frente a la maldita televisión que la manipula como quiere. ¡Enajénate, ponte a la moda, compra, consume, regala, goza! Mientras tanto, la gente sin valores humanos y éticos, busca sustituirlos con regalos. Nadie se da cuenta que todo es joda, no moda. Pero luego llego a la conclusión que no son Zabludovski, Raúl Velasco, López Dóriga, Cárdenas y Gómez Leyva los culpables de lo que sucede, sino toda una estructura capitalistas, una gran maquinaria que nos aplasta.

3.  Así que nuestro objetivo, no último sino inmediato, tiene que ser la lucha contra el capitalismo y su destrucción como como sistema de opresión, explotación y desigualdad. En méxico, en julio de 2018, o se sigue con las esperanzas de cambiar un poco al asumir el gobierno lópez Obrador, o se acaban parte de las esperanzas electoreras al impedirse a AMLO -único en la historia que ha recorrido seis veces todos los municipios del país- en la Presidencia. Con AMLO ni remotamente puede romperse la maquinaria de dominación capitalista, pero podría (como ensayo) probarse hasta dónde se puede llegar. El PRi, el PAN y el PRD son casi exactamente lo mismo, esencialmene porque buscan engrasar el capitalismo. la explotación y la miseria de la mayoría del pueblo. ¿seremos capaces de por lo menos hoy enterrar la ley de seguridad interna? (22/xii/17)

0 comentarios: