sábado, 24 de junio de 2017

14:58:00
PYONGYANG, 24 de junio de 2017.- Corea del Norte aseguró ayer que dispensó a Otto Warmbier, turista de EU fallecido esta semana tras permanecer 17 meses detenido en el hermético país, un cuidado médico "honesto" y "humanitario", y negó haberlo torturado o maltratado.

"Aunque no teníamos razón alguna para mostrar misericordia por semejante criminal de un estado enemigo, le brindamos cuidados y tratamiento médico con total honestidad y bajo un fundamento humanitario hasta su regreso a EU", dice el comunicado de la agencia estatal KCNA.

Dos imágenes de Otto Warmbier.

Es la primera vez que Pyongyang se pronuncia tras la muerte de Warmbier, de 22 años. El texto considera además que las acusaciones de que torturó o maltrató al estudiante "carecen de base".

"El hecho de que Warmbier muriera repentinamente menos de una semana después de su regreso a EU en un estado de salud con indicadores normales también resulta un misterio para nosotros", añade.

"Para dejarlo claro; nosotros somos la principal víctima de este incidente y no hay conclusión más absurda que establecer que no sabemos cómo calcular lo que podemos ganar y perder (con un episodio de esta índole)", subraya el texto. (EFE)

0 comentarios: