sábado, 3 de junio de 2017

14:36:00
MIAMI, Florida, 3 de junio de 2017.- Casi 160 pitones de Birmania, una especie invasora que está dañando a la fauna del humedal de los Everglades (Florida), fueron eliminadas gracias a un programa piloto ejecutado por 25 cazadores profesionales que concluyó esta semana.

Randy Smith, portavoz del Distrito de Gestión de Agua del Sur de la Florida (SFWMD), dijo este sábado que en total fueron eliminadas 158 pitones, con un peso total de 4,000 libras, desde el 1 de abril y el 1 de junio.

La mitad eran hembras y en total portaban unos 50 huevos, lo que significa que se evitó la existencia de unas 3,000 nuevas pitones, dijo Smith.

La más grande de las pitones eliminadas medía más de 16 pies (casi 5 metros). Según medios locales, la mató Dusty “The Wilderman” Crum, un cultivador de orquídeas y experto cazador de pitones.

Mario Aldecoa con una serpiente Indigo y Coral en una granja propiedad de Joe Wasilewski en Redlands el sábado 25 de febrero de 2017. (Roberto Koltun)

Del millar de candidatos que se ofrecieron para participar en el programa piloto, SFWMD escogió a 25, los cuales recibieron un pago por sus servicios.

En unas declaraciones publicadas en el sitio de noticias Mypalmbeachpost.com, Pete Antonacci, director ejecutivo de SFWMD, calificó de “gran éxito” los resultados de la caza y opinó que no se debe perder “el impulso cuando algo bueno está sucediendo”, por lo que recomendará en la próxima reunión de la junta del organismo ampliar o hacer permanente el programa.

Cuando presentó este programa en marzo pasado, SFWMD señaló que las pitones son una especie no nativa e invasora que se ha propagado por el sur de Florida y supone una “amenaza directa” para los humanos y la fauna.

Este lunes 15 de mayo de 2017, el vicegobernador de la Florida, Carlos López-Cantera, posa con una pitón de 15 pies y 4 pulgadas atrapada en los Everglades en Florida. (Bobby Hill / AP)

Además de acabar con conejos, aves y otros animales de sangre caliente que habitan en los Everglades, las pitones dejan sin su principal fuente de alimentación a los depredadores autóctonos, como la pantera de Florida, el caimán y el gato montés.

Se calcula que hay decenas de miles de pitones en Florida.

Según las bases del programa, los cazadores recibían 8.10 dólares por cada hora dedicada a la caza de las pitones, con un máximo de ocho horas por día, más una cantidad establecida por cada pitón eliminada, de acuerdo con el tamaño, que empezaba en 50 dólares.

El pago por la destrucción de un nido de pitón con huevos era de 100 dólares.

El total por estos conceptos no podía exceder los 6,000 dólares por cazador en el periodo de dos meses.

Como ejemplo de la voracidad de las pitones, SFWMD mencionó en su texto de presentación del programa piloto un estudio realizado por la Universidad de Florida en 2015.

Para el estudio se soltaron 95 conejos adultos en zonas de los Everglades donde se sabía que había pitones. Al cabo de once meses, un 77 % de los conejos había sido devorado por esas serpientes constrictoras. (EFE)