sábado, 3 de junio de 2017

14:16:00
MÉRIDA, Yucatán 3 de junio.- Publicaciones de enero de 1988 respecto a la construcción de la Avenida 90, que hubiera sido la paralela de la avenida Itzaes, detallan que ésta hubiera tenido 4 kilómetros de longitud y 4 carriles, uno por cada lado del camellón. La obra hubiera costado, entonces, más de $705 millones de pesos.


El entonces alcalde de Mérida, Carlos "Cheché" Ceballos Traconis, describió éste como un proyecto ambicioso pero necesario, declarando en rueda de prensa que era "casi un hecho".

La avenida correría paralelamente a las vías del ferrocaril que marcan el trazo de la calle 90, desde el entronque de éstas en Pensiones hasta el Anillo Periférico, por la entrada a Umán, según declaró el ex primer edil en su momento.

Se habló incluso de reuniones con los propietarios de los predios que invaden el derecho de vía férrea donde pasaría la nueva calle y la Comuna contaba con la promesa de apoyo del Gobierno del Estado, según informó entonces el Diario de Yucatán.

El Alcalde dijo se reuniría con Ferronales para usar el área aledaña a los rieles y Telégrafos para reubicar los postes de la zona.

En ese entonces, expresó la esperanza de que la avenida fuera una realidad antes de tres años, sobre todo porque -dijo- era una obra necesaria para descongestionar el tránsito en la avenida Itzaes.

Agregó que, de aprobarse el proyecto, empezaría cuando asumiera sus labores el próximo gobernador.

El entonces mandatario, Víctor Cervera Pacheco, ofreció a la Comuna su apoyo financiero durante el tiempo que le quedaba a su administración.

Se suspende la obra

En septiembre del mismo año, Ceballos anunció la suspensión del proyecto a fin de destinar los recursos a la rehabilitación de las zona dañadas por el paso del huracán Gilberto.

En la actualidad

Han pasado casi 19 años desde el anuncio de la cancelación de esta obra y la avenida 90 jamás se hizo. Sigue siendo una calle irregular, con tramos anchos y angostos de doble sentido, con camellón, de un solo sentido e incluso sin pavimentar, y jamás se completó la salida al Anillo Periférico. Varios predios siguen invadiendo el derecho de vía y el pavimento se encuentra, en varios puntos, en malas condiciones.

La posible avenida en la actualidad: En rojo el tramo de los rieles del tren inciando al norte, donde se "desprenden" de Circuito Colonias -en el límite de las colonias San Damián y García Ginerés- continuando hacia el sur hasta salir al Periférico y después de dicha intersección continúan hacia el interior del estado. El tramo marcado tiene una longitud aproximada de 9.5 kilómetros (imagen: Google Maps / Map Developers)

De hacerse, esta avenida entroncaría con la Mérida 2000 -construida más de una década después del anuncio de Ceballos-, comunicándola con el Periférico sin necesidad de tomar la avenida Aviación. También atravesaría las avenidas Miguel Hidalgo, Jacinto Canek y el inicio de Juan Pablo II.

El entronque de los rieles con el Periférico -vía que quedó libre de semáforos apenas el año pasado con la construcción de los distribuidores viales de Los Héroes y Tixkokob en el Oriente- es actualmente el único alto total en el circuito de 50 kilómetros. (José Repetto)