jueves, 16 de febrero de 2017

11:40:00
MÉRIDA, Yucatán, 16 de febrero.- Documento entregado el día de hoy con firmas autógrafas en la rectoría de la UADY:

Dr. José de Jesús Williams

Rector de la Universidad Autónoma de Yucatán

P r e s e n t e

Dr. Williams:

Como miembros de la Academia Liberal de Yucatán Asociación Ciudadana, hemos estado comprometidos, desde que nos integramos, en defender y exponer de cara a la opinión pública causas y temas que induzcan a la reflexión y al pensamiento crítico en la sociedad mexicana. Una de nuestras causas principales es la promoción y consolidación del Estado laico. Buscamos no incurrir ni alentar posturas elogiosas al poder político, mucho menos a los grupos y clase política que lo integra en nuestra entidad. Somos universitarios y ante todo defendemos la lucha por la verdad y contra el fanatismo.

Ante estos principios, y preocupados del rumbo que Usted imprime en la dirección de la máxima casa de estudios, nos causa extrañeza que haya expresado de forma pública su opinión desinformada por la operación “ilegal” de una plataforma de servicios de transporte. Su convocatoria a la ciudadanía de no utilizar dicho servicio medra en beneficio de grupos de poder quienes desde hace no pocos años son dueños de decenas de automóviles que prestan ese mismo servicio bajo un esquema “oculto” de corte monopólico. Ese esquema se ve protegido con una ley estatal redactada a modo de ese cuerpo monopólico, por cierto no precisamente bien posicionado ante la ciudadanía por los costos y a veces maltrato a los usuarios.

No es la única acción pública que desde su cargo de rector de la UADY toma en detrimento de su propia imagen. La UADY, de un tiempo a la fecha, parece una sucursal del poder político en turno como de guardianes de una moral religiosa que se presume mayoritaria. Si bien se impulsan actividades académicas y literarias de envergadura en la UADY, éstas se están haciendo ahora con base a lógicas de lucro, para favorecer a empresarios cuyo mejor signo es su identidad con la derecha católica local. Nada más ni nada menos que la facción cívico-política que ha impedido el desarrollo libre del laicismo en la entidad, doblegando a la misma clase política y gobernante que Usted defiende con sus erráticas convocatorias en detrimento de un principio endeble: la autonomía universitaria.

No nos extenderemos más. Deseamos, como universitarios comprometidos con la verdad y el pensamiento crítico, que la UADY no dejé de ser el ámbito en el que los temas y debates de vanguardia se discutan de forma libre: la democracia, la Constitución, la impunidad, el crimen, la condición de la mujer, y demás. Los medios de comunicación de nuestro medio, día tras día, solo elogian y difunden a personas egresados de universidades católicas, como si el catolicismo fuese la creencia y el pensamiento único que debe consolidarse y prevalecer en Yucatán. Nosotros, con firmeza, le expresamos que dentro o fuera de los espacios de nuestra querida Alma Mater lucharemos por seguir impulsado la diversidad y difusión de pensamientos mediante debates de altura, así como estamos decididos a que la libertad, el laicismo y la democracia, sean la herramienta que nos una como universitarios, pero sobre todo como mexicanos.

Por su atención, quedamos: Lic. Fidel Gilberto Rodríguez Mézquita; Lic. Carlos Simón Suárez Cáceres y C.P. Náser Badí Xacur Baeza