jueves, 16 de febrero de 2017

11:48:00
Genny Carrillo

Hoy quiero compartir con ustedes una reflexión que hago de la participación de los padres de familia en la vida escolar.

Durante mi ejercicio docente he necesitado del apoyo de ellos para tener éxito en mi trabajo.

Es verdad que nunca tuve el 100% de su apoyo para con sus hijos, jamás logre que el 100 % de los padres de familia de un grupo participen de manera responsable, me siento satisfecha que en dos generaciones de alumnos trabajé con los niños y también con los papás y mamás.

Diseñe un seguimiento de acciones, desde pláticas informativas, reconocimientos, talleres y cursos. Fue un trabajo muy intenso de 11 años, cuatro años con cada grupo. Aún guardo las evidencias.

Hoy podemos ver a papás poco interesados en lo que aprenden sus hijos en la escuela, maestros y maestras estresados porque no logran tener éxito en su trabajo.

El sistema educativo ha creado dos figuras para que participen de manera responsable, sin embargo no es utilizado por desconocimiento o porque implica mayor compromiso para la comunidad escolar, así como tener la escuel@ un Director con liderazgo fuerte y respetado.

Por la prensa podemos leer conflictos de unos pocos pero que involucran a todos y perjudican el servicio educativo de calidad que se tenga interés de fomentar. Un caso es cuando cierra una escuela por alguna inconformidad de algún situación. La SEP no ha implementado un recurso para solucionar este tipo de situación en la escuela más que remover al trabajador.