jueves, 26 de enero de 2017

10:25:00
WASHINGTON D.C., 26 de enero de 2017.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amagó con suspender la próxima reunión con el mandatario mexicano Enrique Peña Nieto si no acepta pagar el muro fronterizo.

Como es su costumbre, a través de su cuenta en Twitter, Trump envió un mensaje:

“Estados Unidos tiene un déficit comercial de 60 mil millones de dólares con México. Ha sido un acuerdo unilateral desde el comienzo del TLC con números masivos de empleos y empresas perdidas”.

Y añadió:

“Si México no está dispuesto a pagar por el muro tan necesitado, entonces sería mejor cancelar la próxima reunión”.

Donald Trump. (Getty)

If Mexico is unwilling to pay for the badly needed wall, then it would be better to cancel the upcoming meeting.

Anoche, en un mensaje a la ciudadanía, sin decisiones ni anuncios concretos, pero con la promesa de hacerlos más tarde, el presidente Enrique Peña Nieto lamentó y reprobó la orden ejecutiva firmada por su homólogo estadunidense para construir un muro en la frontera mexicana.

“Lamento y repruebo la decisión de Estados Unidos de continuar la construcción de un muro que, desde hace años, lejos de unirnos nos divide”, expresó en referencia a las secciones de muro fronterizo ya existentes.

Y aseguró: “México no cree en los muros. Lo he dicho una y otra vez: México no pagará ningún muro”.

“México ofrece y exige respeto como la nación plenamente soberana que somos”, afirmó.

Por su parte, el canciller Luis Videgaray dijo anoche que la reunión sigue confirmada y en pie, “por ahora”, luego de que distintas voces han pedido al presidente cancelar su próxima reunión con Trump.

Videgaray y el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, sostuvieron una reunión con funcionarios del gabinete de Trump, tras la cual, el titular de Relaciones Exteriores señaló que fue un día de “contrastes” porque, por un lado, se anunció la construcción del muro en la frontera con México y se anunciaron medidas contra migrantes y por el otro, hubo “aspectos positivos” que no detalló pero según él la agenda se desahogó en “términos alentadores” y hubo una disposición de trabajar con México.

“Creo que así como hay señales difíciles de asimilar y aceptar, hubo mensajes públicos y reuniones de trabajo muy positivos”, dijo en entrevista en el noticiero nocturno de Televisa. (apro)