domingo, 11 de diciembre de 2016

23:18:00
MÉRIDA, Yucatán, 11 de diciembre.- Una vez concluida la elección para la renovación del Consejo Estatal del PAN, esto es lo que se comenta respecto a los resultados:


Lucio Balam fue buscado por todos por el padrón, por lo cual obtuvo el primer lugar.

El segundo para Asís Cano Cetina demuestra la fortaleza de la persona a la que sirve, la senadora Rosa Adriana Díaz Lizama, en el interior del estado.

Joaquín Díaz Mena quedó en tercer sitio para el Consejo Estatal, habiendo sido el primer lugar para el nacional. Indiscutiblemente, uno de los ganadores de la jornada.

El diputado local Josué Camargo Gamboa, al haber operado las listas, no sorprende tuviera la cuarta posición. Similar el caso de Martín Uicab, quien quedó en sexto.

Miguel Rodríguez Baqueiro, al ser Secretario General del CDE, ni siquiera tenía que competir para ser parte del Consejo. Aún así, el ex alcalde de Tixkokob quedó en quinto lugar.

Rodolfo González Crespo, al ser una ficha de Raúl Paz, queda en el séptimo sitio por este hecho.

Víctor Hugo Lozano Poveda, afín al alcalde Mauricio Vila Dosal, acabó en la octava posición.

Freddy Ruz Guzmán obtuvo un respetable décimo primer lugar, pues es un alcalde al que aprecian los panistas y en quien ven a un joven con liderazgo que tiene futuro.

Mal resultado tanto para el ex alcalde Renán Barrera Concha como su alfil Elías Lixa Abimerhi, al acabar en los lugares 14 y 13, respectivamente. El regidor José Luis "Primo" Martínez Semerena, también afín a Renán, no formará parte del Consejo.

Ante estos hechos, muchos dan por muertas las aspiraciones de Barrera Concha a la gubernatura, pues demostró que no tiene estructura.

Comprensible el lugar número 18 para Jesús Pérez Ballote, pues su papel principal es dirigir el partido en Mérida antes que ver por sus intereses personales.

Daniel Ávila fue electo tanto consejero estatal -aunque fuera apenas en la posición 22- como nacional, lo cual demuestra que aunque no tiene la fuerza para la gubernatura sigue siendo una pieza a tomar en cuenta dentro del PAN, por lo cual es probable no cambie de partido, al menos todavía.

Un lugar 25 para Mauricio Díaz Montalvo, coordinador de los regidores del PAN en Mérida, demuestra lo irreales que son los comentarios de quienes lo candidatean para alcalde, siendo su camino lógico ser el sucesor de Lixa en el IV Distrito o bien reelegirse como regidor.

La posición 29 para el regidor Víctor Merari Sánchez, tras no ser electo en la asamblea de Mérida, es señal de que el operador de Paz necesita moverse si desea aspirar a un cargo de elección popular en 2018.

Digna también de mención la paliza que recibió Kirbey Herrera Chab al quedar en el lugar 49, a sólo dos pasos de no ser electo y superado por varios ilustres desconocidos fuera del partido.

Como ya mencionamos, las listas fueron operadas por Josué Camargo, Martín Uicab y Cinthya Valladares, por lo cual no sorprende los dos primeros quedaran en buena posición. La tercera, como es costumbre para ella, se benefició del hecho de ser mujer pues no enfrentó competencia alguna. No por nada se le ha apodado "Pluri" Valladares.

Entre quienes no participaron en el proceso se encuentran el presidente del partido, Raúl Paz Alonzo, quien en calidad de tal entra en automático de todas formas; el diputado local Manuel Díaz Suárez, una de las figuras más polémicas, en gran medida por su pasado priista; el regidor Arturo Sabido Góngora, afín a Mauricio Vila, quien ya ocupa varios cargos en el PAN y el regidor Leo Parra Canto, quien jamás ha estado en una boleta por sí solo y únicamente llegó al Cabildo como cuota de Raúl Paz, a quien luego dio la espalda.

Quien tiene motivos para inconformarse tras no haber quedado es Fernando Tzab Góngora, pues su semblanza en las listas fue reemplazada por la de Jesús Pérez Ballote, lo cual lo puso en una condición de desventaja. (José Repetto)