domingo, 11 de diciembre de 2016

12:06:00
MÉRIDA, Yucatán, 11 de diciembre.- Concurrida multitud asistió ayer sábado a los recorridos guiados en el Cementerio General, realizados como parte de las actividades de la séptima Noche Blanca.

Los recorridos guiados en el Cementerio General se han consolidado como uno de los atractivos favoritos de los meridanos en La Noche Blanca (foto: José Repetto)

El guía Yavé Alonzo Godoy inició el recorrido en el monumento al gobernador Felipe Carrillo Puerto, ubicado en el área donde fue ejecutado

Acto seguido recordó la historia del henequén y cómo el cierre de Cordemex significó para muchos que se vendiera su patria, tierra y futuro.

Alonzo destacó la influencia arquitectónica francesa en el diseño de las "ánimas en pena" y cómo estas plasman el sentido de tristeza que queda en los familiares de los difuntos.

De manera similar, señaló que varias tumbas cuentan con elementos mayas.

El guía también se detuvo en el mausoleo de los masones, explicando su simbolismo y la alusión a los valores de libertad, igualdad y fraternidad, así como la espada de dos filos, que simboliza la verdad y la justicia.

Acto seguido pasó por los mausoleos de los Trabajadores Municipales y el de la colonia China, donde mencionó que varios chinos llegaron a México por Baja California huyendo de la guerra en su país de origen y fueron vendidos como esclavos.

A modo de anécdota, mencionó que el Panteón Florido, ubicado junto al Cementerio General, está oscuro a diferencia de éste. Alonzo recordó la historia de 3 jóvenes que entraron a jugar al Florido y al oír un ruido, al parecer causado por una zarigüeya, empezaron a salir corriendo. Uno de ellos quedó atrás y empezó a gritar que lo agarraron, los demás huyeron y cuando regresaron con policías vieron que había fallecido por un infarto y que lo que sintió era una rama de bugambilia.

También hubo una función de cine en la casona del cementerio, a la que asistieron algunas personas, así como la presentación de la obra "Que Dios nos saque de penas y nos lleve a descansar", de la Compañía Maak Mayab. (José Repetto)