miércoles, 28 de diciembre de 2016

15:55:00
VALLADOLID, Yucatán, 28 de diciembre del 2016.- La dirección de Seguridad Pública, a través de la subdirección de Vialidad, lleva al cabo el plan de mantener pintadas de amarillo las guarniciones de las esquinas, esto para cumplir con el Reglamento de la Ley de Tránsito y Vialidad del Estado de Yucatán.

Según dicho reglamento, señala en el artículo 265 que se prohíbe estacionar un vehículo en la vía pública, a menos de 15 metros de una intersección. Los vehículos estacionados en los sitios a que se refiere este artículo que obstruyan la visibilidad sobre la Vía Pública y ocasionen por la totalidad del hecho. Se exceptúa de la responsabilidad total antes mencionada, a los vehículos del servicio público de transporte de pasajeros que se encuentren prestando el servicio.


Además, en el artículo 324, fracción II, inciso B, detalla que las guarniciones pintadas de amarillo indican prohibición de estacionamiento su longitud y ubicación será determinada por la secretaría. En intersecciones, por regla general, serán de 15 metros contados a partir de la esquina.

Para dar cumplimiento a lo anterior, la subdirección de Vialidad pintó las cuatro esquinas en los cruzamientos de la calle 42 por 37, posteriormente se continuará con otros cruzamientos.

Dejando así el espacio reglamentario para que puedan cruzar la calle con más seguridad y no este ningún vehículo obstruyendo el paso a personas en sillas de ruedas o con alguna discapacidad.

Lo que se busca con este proyecto es salvaguardar la integridad de la ciudadanía que acude al Centro Histórico para hacer sus compras o sólo pasear, incluidos los turistas.

Reymy Reynaldo Salazar Perera, subdirector de vialidad, hace un  llamado a los ciudadanos de respetar estos espacios que son del uso de peatones ya que quién no lo haga se hará acreedor de una multa que va de los 6 a 8 salarios mínimos.

Estas acciones forman parte de un proyecto que se desarrolla para mejorar la vialidad en el Centro Histórico.