viernes, 30 de diciembre de 2016

11:12:00
RÍO DE JANEIRO, 30 de diciembre de 2016.- La policía de Río de Janeiro confirmó que el cuerpo calcinado encontrado en un auto es del embajador de Grecia, Kyriakos Amiridis, según informó un canal local.

Las fuentes policiales señalaron que son de Amiridis los restos carbonizados encontrados el jueves por la noche en la Baixada Fluminense, una zona del norte carioca.

Según el canal de la televisión carioca la policía también solicitó la detención de la brasileña Francose Amiridis, la esposa del diplomático, sospechada de complicidad.

El sitio de noticias de la revista Veja consignó que otro sospechoso es un policía militar, que está detenido, y habría ejecutado al diplomático.

Sospechan que la esposa del Embajador lo mandó matar.

De todos modos la información oficial es que el cadáver continuaba siendo analizado en el Instituto Médico Forense y el resultado de esa pericia se conocerá dentro de 30 días.

Una de las hipótesis es que se trata de un crimen pasional.

Esta hipótesis comenzó a ser investigada tras el hallazgo de manchas de sangre en un sofá de la residencia que Amiridis compartía con su esposa en Nova Iguaçu, uno de los municipios del área metropolitana de Río de Janeiro. donde la pareja pasaba las vacaciones de fin de año.

Los investigadores responsables por el caso interrogan desde anoche a un agente de policía que fue conducido a la comisaría para prestar testimonio y que aún no ha sido liberado, y hoy convocaron para interrogatorio a la esposa del diplomático.

Pese a que diferentes diarios de Río de Janeiro han informado sobre la sospecha de que la causa del crimen haya sido una supuesta relación sentimental entre el policía y la esposa del embajador, y a que el diario O Día aseguró que ya fueron expedidas órdenes de detención provisional contra ambos, la Policía Civil no ha dado ninguna información al respecto.

"Ya tengo una hipótesis sobre el caso, pero prefiero no hablar todavía", citó la estatal Agencia Brasil esta mañana al jefe de la División de Homicidios de Baixada Fluminense, Evaristo Pontes.

Según las versiones de prensa, los investigadores sospechan que el embajador fue asesinado cuando estaba en casa y su cuerpo trasladado en el vehículo que había alquilado hasta una vía apartada de Nova Iguaçu, en donde el automóvil habría sido incendiado con el cadáver dentro.

El cuerpo carbonizado hallado en el vehículo fue trasladado al Instituto de Medicina Legal para su posible identificación pero no hay previsión de cuándo serán concluidos los trabajos.

Amiridis, de 59 años, fue visto por última vez el lunes y su paradero es desconocido desde entonces, según una denuncia recibida el jueves por la Policía.

El caso de desaparición fue asumido por una comisaría especializada de la Policía Civil en la Baixada Fluminense, una zona deprimida integrada por varios barrios vecinos a Río en donde la familia de la esposa del embajador tiene una residencia.

El diplomático, que fue cónsul de Grecia en Río de Janeiro entre 2001 y 2004 y había asumido como embajador en Brasilia a comienzos de 2016, pasaba en la ciudad sus vacaciones de final de año y solo era esperado de regreso en la embajada el 9 de enero.

Amiridis, un abogado formado en la Universidad de Aristóteles de Tesalónica, acostumbra a pasar algunas temporadas en Río de Janeiro.

El abogado comenzó su carrera diplomática en 1985 y antes de asumir como embajador en Brasilia fue titular en Libia entre 2012 y 2016. (Clarín)